Google+ Followers

viernes, 8 de abril de 2016

VICTIMA DE BULLYING


Muchos niños han sufrido de Bullying desde siempre, sin embargo, era un término poco conocido, hasta ahora que se ha puesto la importancia y se ha luchado para erradicarlo. Pero ésto no sucede en todos los casos. Los centros escolares con lugares propicios para que se de el bullying, que puede y suele pasar desapercibido a los profesores por tener lugar preferentemente en lo que se denominan puntos calientes (patios, servicios, vestuarios, comedores, a la salida del centro o en el transporte escolar), si bien puede continuar el acoso en presencia del profesor/a del aula sin que este se dé cuenta de ello. Basta una mirada o un escrito para que el acosador/a intimide al acosado/a.

Entendamos los dos perfiles:

LOS AGRESORES O BULLIES

Son físicamente más fuertes que sus pares, dominantes, impulsivos, no siguen reglas, baja tolerancia a la frustración, desafiantes ante la autoridad, buena autoestima, tienen actitud positiva hacia la violencia, esperan crear conflictos donde no los hay, no empatizan con el dolor de la víctima, ni se arrepienten de sus actos.
Como consecuencia de su conducta, adquieren un patrón para relacionarse con sus pares, consiguiendo sus objetivos con éxito, aumentando su status dentro del grupo que los refuerza. Al persistir, caen en otros desajustes sociales como vandalismo, mal rendimiento académico, uso de alcohol, porte de armas o robos.

La componente psicológica de la violencia que los/las acosadores/as ejercen es muy superior a la componente física. Esta última se suele ejercer para recordarle a la víctima las consecuencias que puede sufrir en caso de una posible sublevación ante el poder ejercido por el acosador
Son manipuladores y en algunos casos pueden hacer creer a los adultos que se relacionan bien con el grupo, como por ejemplo con los educadores, que ellos son las víctimas o al menos que sus actitudes surgen como respuesta a provocaciones previas.

LOS  VÍCTIMAS:

Existen distintos tipos de personas víctimas, víctimas pasivas o activas o provocativas:

-La activa o provocativa suele exhibir sus rasgos característicos, combinando un modelo de ansiedad y de reacción agresiva, lo que es utilizado por el agresor para excusar su propia conducta. En el caso de los niños, suelen ser alumnos/as que tienen problemas de concentración y tienden a comportarse de forma irritante a su alrededor. Esta reacción a la violencia mucho menos frecuente, tiende a darse entre adolescentes más irritables y violentos, menos maduros y con mayores problemas para relacionarse con sus compañeros/as. De este modo ellos se convierten en potenciales acosadores en un futuro.
-La víctima pasiva es más común: Son sujetos inseguros, que se muestran poco y sufren calladamente el ataque de su agresor. Por lo general, estos niños, más débiles y vulnerables, se sienten atemorizados y no responden con violencia. Son los estudiantes que ante el insulto rompen a llorar o ceden al chantaje del acosador, una situación que los convierte en personas ansiosas, temerosas y solitarias. 

PERSONALIDAD Y ASPECTO FÍSICO DE LAS VÍCTIMAS:

-Características psicológicas:

Los alumnos son típicamente ansiosos, inseguros, cautelosos, sensibles, tranquilos y tímidos. Normalmente sufren de un nivel bajo de autoestima, a veces carecen de dones sociales y hasta de amigos/as y con frecuencia se encuentran socialmente aislados.
Las víctimas tienden a tener una relación cercana con sus padres quienes a veces los sobreprotegen.
La opinión que llegan a tener de sí mismos/as y de su situación suele ser muy negativa.

-Características físicas:

El sexo no suele ser determinante para los agresores a la hora de elegir a la víctima, siendo las víctimas menos fuertes físicamente, especialmente en el caso de los chicos.
Existen ciertos signos visibles que el agresor elegiría para atacar a su víctima y que separaría a las víctimas de otros estudiantes.
Serían rasgos como las gafas, la obesidad, el color de la piel, la manera de hablar o gesticular, la forma y el color del pelo, etc.

-Características sociales:

Las características sociales que definen a las víctimas sí que suelen ser decisivas para comprender su conducta.

·                  Poca relación con el resto de los compañeros/as
·                  Pocos amigos
·                  Timidez en su relación con los profesores.
·                  Escasa participación en actividades grupales
·                  Pasan mucho tiempo en su casa. Excesiva protección paterna y materna, generando niños dependientes y apegados al hogar



Es importante conocer todo ésto porque nos puede servir, en el caso de ser padres,para proteger a nuestros hijos, en el caso de ser maestros, poner atención a éstos tipos de personalidad e identificarlos en los niños para estar pendientes.

miércoles, 23 de marzo de 2016

COMO DESAPEGARSE DE UNA PERSONA QUE TE HACE DAÑO


Muchas parejas soportan desde la rutina hasta el maltrato pensando que, de terminar, no volverán a encontrar el amor. A veces, sin darnos cuenta, paramos sufriendo por una persona que nos dá mas tristeza y dolor que momentos felices. 

“Yo sin su amor no soy nada”, estas son las palabras de una persona que sufre por amor.  Si usted es de aquellas personas que habla así, o  peor aún, de las que se sienten identificadas con ellos… ¡Cuidado! Corre el riesgo de estar en el inmenso grupo de gente que no sabe amar sanamente.

Hay que entender que para amar de manera saludable, aunque suene retro, uno tiene que comenzar por amarse a sí mismo y saber que la felicidad no depende de alguien o de algo externo. La felicidad está dentro de nosotros.

“Hay que tener la capacidad de estar con alguien, sin sufrir por ese alguien y tener una cierta predisposición a la renuncia, sabiendo que si las cosas se acaban, se acaban y por eso la vida no se detiene”, Esas son las palabras de Walter Riso en su libro "Desapegarse sin anestecia"

Estar conscientes de que nada es para siempre, no solo ayuda a tener una relación sana con la pareja, sino que hará que sea mucho más fácil renunciar a ella, si en algún momento se convierte en una relación tóxica. 

“Uno tiene que renunciar a una relación cuando pasan tres cosas: o no te quieren (algo que suena fácil, pero no lo es); o va en contra de tus principios; o esa relación es un obstáculo para tu autor realización. Pero, ¿cuándo sabemos que las cosas empiezan a fallar? Cuando sabes que debes cortar y no lo haces, o te maltratan y sigues ahí porque piensas que nadie más te va a querer, o por temor a la soledad”, explica Riso.

"NO PUEDO VIVIR SIN TI"

Estamos acostumbrados a decir o esperar que nos digan cosas como: “No puedo vivir  sin ti”, “Lo hago todo por ti”, “Eres mi vida entera”, “Si te vas, me muero”. Son las frases más románticas que se nos ocurren, pero si pensamos bien en el contenido de estas frases, nos damos cuenta de que estamos transmitiendo un amor enfermizo. Walter Riso dice –medio en serio, medio en broma– que se deberían prohibir los boleros porque son un peligro contra la salud mental de quienes idealizan un amor así. Son palabras que en serio disfrutamos pero que poco ciertas son en verdad cuando alguien nos hace daño.

“Es mucho más bonito decir: ‘No te necesito, pero elijo estar contigo’, ‘Puedo compartir la vida contigo, pero no por necesidad, sino por libre elección’, o la que encierra todo esto: ‘Te amo, pero no te necesito’”, asegura el doctor. “Necesitar no es bueno. Necesitar es depender y todas las dependencias o adicciones con las que te vinculas son dañinas. Adicción significa estar sometido a un amo y el amor es todo lo contrario, el amor es libertad”.

Durante años hemos escuchado que el amor es dar sin esperar recibir y, en nombre de esa premisa, nos pasamos de tontos.  el amor debe ser recíproco: “Si tú eres fiel, esperas fidelidad. Si das amor, esperas amor. Si das sexo, esperas sexo. Tiene que ser así, porque si yo doy, doy, doy y tú no me das, pues nuestra relación está desbalanceada y una relación de pareja debe ser democrática, una relación de pareja debe ser digna ante todo”.

Claro, si pensamos en los matrimonios de los tiempos de nuestros abuelos, que duraban “para toda la vida”, nos vendría la pregunta: ¿se amaban más? No necesariamente. Aunque suene duro, muchas parejas de aquellos años simplemente se soportaban. Pero ahora, con la modernidad y la autonomía, que ya es un valor, la gente sabe que no tiene por qué aguantar nada. 
“Soportar a la otra persona no es saludable”, Me encantan las palabras de Walter Riso. “El amor tiene tres patas: eros, que es erotismo; filia, que es amistad; y ágape, que es cuidar al otro. Hay parejas que logran tener las tres durante muchos años. También hay parejas que se aguantan y eso está mal: soportar a alguien no es una relación de pareja saludable, porque el amor no tiene por qué ser sacrificio, tiene que ser alegría. Si no es así, estás con la persona equivocada o en el lugar equivocado”.

Y ahí es donde entra el concepto de apego, ese sentimiento que tarde o temprano traerá sufrimiento, porque de una u otra manera controlará tu vida. A menudo se confunde con el amor y lo peor es que, muchas veces, ni siquiera es el apego a una persona sino a una idea, por ejemplo a la idea de tener pareja. 

Walter Riso realmente  es  tajante en cuanto a este concepto y asegura: “El apego corrompe porque te hace negociar con tu dignidad, te hace negociar con tus principios, te hace  negociar con tus códigos, con tal de no perder la fuente de tu apego”.

Ante todo hay que ser realista: cuando ves la realidad tal cual es, tiene la propiedad de curarte. Sin engaños, sin autoengaños, sin sesgos, sin interpretaciones erróneas. Hay que ser realista hasta para recordar una relación, que ya terminó, con las cosas buenas y las cosas malas. No es fácil  porque procesamos la información a través de nuestros esquemas o el  estado emocional, pero es necesario hacerlo para poder decir con tranquilidad: “Esto ya se acabó y queda en el pasado, la vida continúa”.

Pero, ¡cuidado! El desapego tampoco significa indiferencia. La idea de no apegarse no significa no tener relaciones, sino tenerlas sin preocupación. Es no tener miedo de dar cariño: me vinculo sin miedo a perderte. Me vinculo sin identificarme totalmente contigo. Te cuido, pero no soy obsesivo. Y otra vez: te quiero, pero no te necesito.

martes, 22 de marzo de 2016

Como salir de una mala relacion


Muchas veces he escrito sobre las personas tóxicas, pero nunca escribí sobre una relación tóxica y la forma correcta de salir de ella, en el pasado tuve una relación asi que me dejó dañada y hoy decidí hablar sobre eso, porque fue algo que vivi y logré superar. Espero que a la persona que me lo pidió, le ayude mucho ésta información.
¿Por que caemos en relaciones toxicas? Puede que  conozcas a alguna persona que en la actualidad, está viviendo una relación de pareja tóxica. Tú lo sabes, pero él o ella no es consciente. No lo ve. Y a pesar de que intentamos mostrarle que lo que está viviendo no es normal, la persona en cuestión se niega a admitirlo.
¿Por qué ocurre? Básicamente por estos motivos
  • Pensamos que nuestra pareja puede cambiar. Que lo que está ocurriendo es algo temporal, y puesto que nos ama, tarde o temprano su conducta acabará mejorando. Es decir, creamos una visión “idealizada” de la pareja que no se correlaciona con la realidad. La realidad es que no va a cambiar, muchas personas creen que al casarse todo mágicamente se va a arreglar y es lo contrario, las personas al casarse generalmente multiplican sus defectos, si conociste a una persona con un "Defecto insoportable", lo más probable es que con el tiempo se vuelva peor. 
  • La persona manipulada, en ocasiones, presenta una autoestima muy baja:  Puede que antes de iniciar esa relación fuera alguien fuerte y seguro/a de sí mismo/a. Pero con el tiempo ha acabado muy “tocado”, muy herido/a. Tanto que ya concibe que es eso lo que le toca vivir. Esto es algo dificil de admitir, porque nadie quiere decir que tiene problemas de autoestima, pero es la realidad, la falta de amor propio nos impide valorarnos como debemos. 
  • A menudo caemos en los chantajes. Puede que ayer te hiciera llorar, que te humillara, pero hoy te ha pedido perdón entre lágrimas y tú no puedes girar el rostro hacia ese gesto…Ese es otro error porque creemos que aunque hayamos pasado un día pésimo, llorando y sufriendo, ese momento mágico que pasamos nos hace olvidar todo lo malo que sucedió y no pensamos en lo que viene. Esas frases "Perdoname, te prometo que no vuelve a suceder" son las que nos mantienen en ese círculo vicioso.
  • El miedo a la soledad, al abandono o al rechazo. A pesar de estar viviendo una relación de pareja tóxica, pensamos que siempre  será mejor "Eso" a estar solos. Lo único que sucede es que sufrimos más por aferrarnos a quien no nos valora.
  • Miedo a las consecuencias por dejar a esa persona: puede existir un claro temor a cómo va a reaccionar la persona en sí. Tal vez exista un componente violento a tener en cuenta. Sin embargo existen recursos legales que podemos tomar. Ordenes de alejamiento, etc.

Estrategias para salir de una relación de pareja tóxica

1. Tomar conciencia: nadie puede superar un problema si primero, no reconoce que hay un “muro” en su vida. Y hay que tenerlo en cuenta, el amor es la principal venda que va a cubrir nuestros ojos. En ocasiones un amor tan ciego e incondicional, donde nos cuesta mucho reconocer que nos están quitando el aire, la integridad.
2. Di no al miedo: el miedo es la principal barrera que habremos de saltar. Si no te ves con fuerzas, pide ayuda. A un amigo, a una compañera, a ese familiar que siempre te apoya, o cualquier profesional de la salud o servicios sociales. Tenemos claro que cada pareja es un universo propio y particular. Puede que tu pareja no sea violenta, pero aún así, tienes miedo a pensar qué será de ti al verte solo/a. Pero en ocasiones, la soledad es mucho mejor que éste tipo de relaciones. 
3. Invierte todas las energías en ti mismo/a. Has pasado mucho tiempo pendiente de otra persona. Has sido como un pequeño satélite orbitando alrededor de un planeta que no te ha aportado nada. Es hora de moverte, de encontrar tu propio horizonte y recuperar nuevas ilusiones, ésas que te son propias y que todos merecemos.
Salir de una relación tóxica es posible, requiere valentía y una buena autoestima. Pero todos somos capaces de conseguirlo, está al alcance de tu mano y es la oportunidad de girar el pomo hacia esa puerta que te abrirá una nueva felicidad.
BENEFICIOS DE DEJAR UNA RELACION TÓXICA
 Si te encuentras en una relación dañina, estos son algunos de los (innumerables) beneficios que comporta dejarla.
1. Salud Mental, física y emocional: una mala relación conduce, casi invariablemente a vivir en el estrés constante, en la depresión o en la ansiedad. ¿Cómo reacciona un cuerpo sometido a estas agresiones constantes durante mucho tiempo?Baja las defensas y se vuelve más vulnerable a agentes externos aún más peligrosos. Numerosos estudios inciden sobre los orígenes psicosomáticos de diversos tipos de cáncer. Si no puedes aclarar  tus emociones, escucha a tu cuerpo: si está enfermando, quizás te esté diciendo un mensaje alto y claro. Dejar una relación tóxica revierte en salud. Eso tal vez sea lo más importante porque las enfermedades se derivan de toda esa depresión acumulada que muchas veces no le damos la importancia.
2. Ser independiente: decía Ayn Rand para decir “yo te quiero”, primero uno tiene que saber cómo decir el “yo”.¿Sabes quién eres y qué quieres? ¿O tienes tantas fuerzas y energías concentradas en que tu relación se arregle que ya no queda nada para ti? Las buenas relaciones te dejan ser: no te absorben.
3. Dejar de luchar: las relaciones tóxicas exigen una lucha constante entre mente y emociones que nos agota. Acabar con este dilema constante conlleva mucho, mucho alivio.
4. La relación tóxica no es la enfermedad, es el síntoma: tolerar a una pareja tóxica y no saber poner límites o zanjar una situación que nos está causando dolor, no es indicativo de que hayamos caído en las manos de un ente maligno con superpoderes para controlarnos. Es un aviso de algo en nosotros tampoco está bien. Empezar a conocerse es otorgarse el derecho a una vida mejor.
5- Abrirse al cambio: estar atrapado en una relación tóxica es como mirar el mundo a través de una mirilla. Dejarla atrás supone abrir la puerta y contemplar la vida en todas sus inmensas posibilidades. Romper viejos esquemas es muy doloroso: pero es necesario para poder crear esquemas nuevos.
6- Construir tu autoestima: tener una escasa autoestima es el perfecto camino para caer en una relación tóxica. La ruptura será dolorosa y difícil, pero con ello estás apostando por empezar una hermosa relación de amor contigo mismo que durará toda la vida.
7- La esperanza tóxica: esperar que una relación tóxica se transforme en un amor maravilloso es como tropezar una y otra vez con la misma piedra, con la ilusión de que un día se convierta en un lecho de plumas. Las falsas esperanzas nos encadenan de pies y manos y entregamos el devenir de nuestra vida al azar de sucesos hipotéticos. No te engañes: si la relación te daña, lo más probable es que siga dañándote.
8- La felicidad consciente: los placeres y las alegrías son momentáneos. La felicidad no es una lotería,  ni una cuestión de suerte. Es una actitud ante la vida fruto de un trabajo de madurez que requiere, ante todo, tener el valor de renunciar a aquello que necesitamos y sin embargo, nos daña. ¿Quién dijo que era fácil?
9- Ni te quiere, ni le quieres: en la película Mejor, Imposible, el personaje de Jack Nicholson le decía a su chica aquello de tú me haces querer ser mejor persona. Si la relación saca lo peor de vosotros, si en lugar de hacerte crecer, te estanca, no se basa en el amor, sino en dependencia y sufrimiento. El amor es libertad, admiración, pasión y respeto: no aceptes  menos..
10- ¿Arrepentirse? ¡Nunca!: pasar por una relación tóxica es una experiencia que te cambia para siempre. Tus miedos, inseguridades, vacíos y carencias salen a flote y se muestran fuera de control. En lugar de avergonzarte o reprimirte, aprovecha esta oportunidad para conocerte y aceptarte. Piensa en ti como en un amigo al que quieres y que necesita apoyo, consuelo y un abrazo. ¿Se los darías a un amigo y te los negarías a ti mismo/a? No te arrepientas: perdónate.

lunes, 4 de enero de 2016

¿Amor o Ilusion? ¿Que dice la psicologia y Freud?


Qué difícil parece ser hoy en día mantener una pareja. ¿Será porque pretendemos exigir a los demás ser como queremos y no somos capaces de aceptar a los otros como son y pelear menos?

El gran dilema del amor, ¿quién no lo ha poseído alguna vez? Quién no ha gozado el mayor de los triunfos de poder hallarlo; quién o ha probado el más dolido de los fracasos de evidenciar su perdida.

El amor ha sido y es objeto de estudio no solo del psicoanalisis, sino de multimples teorias y modelos del conocimiento que intentan dar una explicación del por qué “nos enamoramos”, porque “nos gusta tal o cual persona” e incluso de ciertos caracteres patologicos y “anormales” de la vida amorosa. 

Toda la vida tenemos la interrogante de que si es amor o ilusión pero estas son dos cosas muy diferentes ya que la ilusión termina pero el amor no se acaba, puede que con el tiempo cambie pero no termina porque cuando queremos de verdad, queremos la felicidad de esa persona o su bien aunque no sea con nosotros.

El amor simplemente se da sin exigencias, sin orgullos, sin intereses, sin celos, sin egoísmos; la ilusión es exigente no ve mas allá de lo físico y cuando este interés termina, también termina la relación.

¿Por qué la gente se cansa de estar con alguien y cree que va a ser diferente con otra persona? ¿Esto demuestra un exceso de optimismo?
El problema nunca es la persona con la que nos relacionamos sino el modo que tenemos de relacionarnos.

Dicen que quien es capaz de comprender a otro también lo ama y comprender significa conocer.
Uno de mis psicologis Favoritos Erich Fromm afirma que el amor es un arte que requiere conocimiento y esfuerzo.
La mayoría cree en el amor romántico y la preocupación se centra en la búsqueda de alguien que los ame en lugar de encontrar a alguien para amar, porque el que da amor verdadero, no posesivo, recibe también amor genuino.
Puede ocurrirle a cualquiera el milagro de enamorarse perdidamente, pero ese sentimiento de unidad y de intimidad único es por su misma naturaleza poco duradero, hasta que llegan a conocerse bien y se dan cuenta que no se toleran, se aburren, y se desilusionan. O bien, se dan cuenta de que apesar de los defectos que se han encontrado el uno al otro, se es capaz de vivir con eso y amar a la persona a pesar de que "NO es perfecta"

La diferencia entre el amor y la ilusión es la siguiente:

El amor  desde el psicoanalisis  segun Freud puede verse como un “amarse o completarse en el otro”, en el punto en el que guiado por la lógica del deseo, se ama al otro porque es el otro quien me llena, es decir quien me completa, y por lo tanto no solo lo deseo, sino que deseo que me desee, poniendo al amor propiamente dicho nuevamente en una situación ficticia y artificial. (Es complicado entender el amor desde el punto de vista del psicoanalisis), pero en conclusión: 

1) La ilusión se basa en lo físico “¡Que bella es!”. Busca tener una bella pareja para poder jactarse. El amor mira el aspecto interior de la persona, su forma de ser. “El amor no es jactancioso, no se envanece”.

2) La ilusión desaparece al obtener lo conseguido, el amor permanece al paso de los años. “El amor nunca deja de ser”

3) La ilusión busca obtener provecho, se pregunta ¿qué puedo conseguir de esta relación: dinero, posición, etc.?. En cambio el amor busca dar. El amor se pregunta ¿Cómo puedo hacer feliz a mi pareja? porque “El amor no busca lo suyo”El amor sabe respetar y esperar"

5) La ilusión tiene un efecto negativo en ti: dejas de estudiar, de obedecer a tus padres, de concentrarte, en fin.. dejas a un lado lo que te apasiona, lo que te gusta. 

6) La ilusión te lleva a estar molesto muchos días con tu pareja sin hablarle. El amor te lleva a perdonar y ser comprensivo en el mismo día que es cometida la ofensa, porque “El amor no se irrita, no guarda rencor”.
"El amor no es aquello que queremos sentir es aquello que sentimos por querer"

El amor es un sentimiento de desprendimiento que tenemos hacia otra persona, que evidentemente nos gusta, y que en la esperanza de unión, esta nos completa, entusiasma y da fuerzas para comprendernos, comunicarnos y establecernos; En cambio la ilusión es una impresión o representación sin la verdadera realidad, propuestos por la imaginación o causados por el engaño.
Tiene mucho de bueno que la persona que nos gusta, nos atrae y con la que nos sentimos bien a su lado también halle la felicidad con nosotros, donde nos pueda dar su aprecio y atención, en el cual podamos sentir su dulzura y gentileza, que nos de su cariño y ternura, en que satisfaga nuestras necesidades y llene nuestro vacios, donde nos brinde protección y amparo; Pero tiene mucho de malo cuando esa misma persona no hace nada de estas cosas, y toda la felicidad y dicha que tanto deseamos esté tan solo en nuestra imaginación y tengamos la esperanza que algún día esta llegara. Es ahí cuando estamos viviendo una ilusión; Pues ilusión es ver lo que no hay, querer a quien solo pide, amar a quien no da, creer lo que no existe, sentir por quien no corresponde; en otras palabras ilusión es cuando el enamorado, soy solo yo.  
Ser objetivo es difícil, pero no imposible, es obvio saber que cuando salimos tarde llegaremos tarde, que cuando no estudias no puedes ganar un examen y etc., etc. Pero también deberíamos saber algunos indicios que nos pueden indicar que uno está viviendo una ilusión, por ejemplo, si alguien nos ama pero sin hacer esfuerzo, tal vez no nos ame de corazón; Cuando alguien no comprende nuestras necesidades, pues es tal vez no quiera llenar nuestro vacio; Cuando se hace solamente lo que él o ella quiere, tal vez no se preocupe por que estemos bien; Cuando no respeta nuestra opinión, tal vez solo quiera justificar sus egoísmos; Cuando no se esfuerza en que estemos bien, tal vez no le importe que lo estemos; Cuando solo nos hace sentir bien antes de pedirnos algo, tal vez sea solo un interesado/a. Cuando prefiera salir con sus amistades y no conmigo, tal vez no se siente bien a mi lado. 
El amor verdadero y maduro significa unión, pero conservando ambos la propia individualidad. El amor es posible sólo en libertad, la envidia, los celos, la ambición, son pasiones y el amor no es una pasión es una actitud, una capacidad humana, no compulsiva. No es un arrebato súbito sino una disposición permanente que consiste más en dar que en recibir.
Y dar no significa renunciar o privarse de algo, sacrificarse ni empobrecerse, sino que constituye la más una bella expresión de poder que produce felicidad y vitalidad.
Aunque no se trata de darse mutuamente cosas materiales solamente sino de darse también la propia vitalidad, lo que está vivo en cada uno, su alegría, su interés, su comprensión, su conocimiento, su humor, su tristeza y todas las expresiones propias de cada uno.


Algo se produce en el acto de dar amor y es más amor.



viernes, 4 de diciembre de 2015

NAVIDAD EN DUELO ¿COMO MANEJARLO?


Navidad suele ser la época más bonita del año. Hay convivios y celebraciones con la familia y los amigos. Pero cuando un familiar fallece cerca de la época las tradiciones no son las mismas y la celebración se ve opacada por la nostalgia. Es importante saber cómo afrontar el duelo en Navidad, especialmente si hay niños en la familia.

Ese espacio vacío que ahora queda en la mesa y los silencios incómodos son el mayor error. Es bueno compartir con la familia las anécdotas de ese ser querido en las festividades pasadas.

Usa tu inteligencia emocional para afrontar la ocasión con la mejor actitud posible. ¡No ocultes tus sentimientos y compártelos! Si tienes ganas de llorar, hazlo. Seguramente el resto de la familia se siente igual que tú y es la mejor manera de afrontar el duelo en Navidad.

Diciembre se convierte en un mes en el que la nostalgia, el sufrimiento y la impotencia invaden, será mayor o menor dependiendo del tiempo haya pasado y cuánto se haya superado el duelo
Sugerencias para vivir el duelo en estas fechas:
• Refúgiese en su familia y amigos cercanos:, ellos le comprenderán. Busque el cariño y aceptación de los integrantes de su familia y amigos.
• La primera fiesta sin él o ella, estos sentimientos de angustia y dolor se profundizan e inclusive tendremos que adaptarnos a desarrollar estas fiestas con rituales diferentes a los que solíamos hacer con esa persona.
• Estar acompañado por quienes amamos y nos aman será fundamental durante este momento.
• Hacer una reunión familiar antes de que lleguen las fechas”, y convocar a toda la familia abierta (incluidos niños y mayores, y personas significativas de la familia). El objetivo es hablar de cómo quieren que se realicen las fiestas
• Excluir aquellas actividades que te producen dolor.
• Hablar de la persona ausente o fallecida., evitarlo no ayuda.
• Recurrir a la fe, a través de la oración, meditación etc.
• No ocultes o evadas tus sentimientos, si la perdida es reciente y sientes deseos de llorar, hazlo, háganlo en familia.
• Respeta tus decisiones y las de los otros miembros de la familia, quizá cada uno decida vivir las fiestas navideñas de diversas maneras, es importante respetarlo.
• Valida tus sentimientos y los de los demás.
Recuerda, el duelo es un momento de estar cerca de ti, de validarte y darte permiso de vivirte como un doliente, sin embargo, recuerda que hay ciertas actitudes que no favorecen la elaboración del duelo.
• Auto flagelarte: Recordar y tocar la herida donde más duele.

• Auto compadecerte: decirte ¡¡¡¡Pobre de mí!!!!!
• Victimizarte:¡¡¡¡¡ Lo más malo del mundo me pasa a mí, siempre a mí!!!!!! ¡¡¡¡¡Todo está en mi contra!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡Todo me sale mal!!!!!!
• Evadir los sentimientos: ¡¡¡¡¡¡No pasa nada, estoy feliz!!!!!!

Ninguna de estas actitudes te ayuda.
“VIVE TU DUELO CON DIGNIDAD, HAZ LO QUE REALMENTE DECIDAS Y SIENTAS QUE QUIERES HACER EN ESTAS FECHAS NAVIDEÑAS, ESCUCHATE”


viernes, 20 de noviembre de 2015

ATARAXIA ¿EN VERDAD NO SIENTEN NADA?


En mis años de estudio en Psicología, conocí a una persona que me llamó la atención por su estado de ánimo "Sin ánimo" Parecía que nisiquiera un terremoto era capaz de afectarle. Sino pasaba un examen, se encontraba relajado, su novia una vez le fue infiel y nunca pareció importarle, ¿Era esto normal? Estudiábamos psicoanálisis y estábamos aprendiendo sobre los problemas psicológicos que cada uno, así que en esa ocasión aprendimos que mi amigo sufría un extraño caso de ATARAXIA. 
Esta afectación se produce tras  un fuerte golpe en la cabeza en la parte frontal, de tal forma que el cerebro en dicha zona queda dañado. Lo que provoca es una falta de capacidad para enfadarnos o simplemente desilusionarnos. En el caso de mi amigo, se cayó de un árbol provocándole este extraño padecimiento.
Podríamos pensar que la ataraxia es algo casi beneficioso, pues ofrece una sensación permanente de tranquilidad, serenidad e imperturbabilidad tanto de pensamiento como de sentimiento, (El sueño de un Monje budista)  pero hay que pagar un alto precio por ello, ya que las personas que sufren de ataraxia no son conscientes de sus limitaciones ni de las consecuencias que pueden acarrear sus actos.
¿Conoces a alguien que creas que puede padecer éste trastorno, A continuación te describo 5 síntomas que debes identificar para saber si alguien padece ataraxia:
Existe un control total de las emociones perturbadoras como por ejemplo, la ira, el miedo, la tristeza. Al parecer no hay padecimiento en este sentido. Por el contrario tampoco se disfruta de la alegría al mismo nivel, todo en la persona se resume en dicho término: imperturbable.
  1. No conocen o no se aceptan límites.
Esta es una característica de la ataraxia médica. Las personas que la padecen no entienden de límites en sus actos ni de sentimientos, tanto suyos como de los demás, han perdido la capacidad de asumir que existen límites y normas para la mejor convivencia entre personas. (Pueden llegar a dañar o decir cosas ofensivas creyendo que a los demas no les importa o bien, que están siendo sinceros)
  1. Desvinculación de las consecuencias que pueden acarrear sus actos.
Es una de las características más graves de este trastorno. Los afectados carecen de sentimientos de culpa o responsabilidad por sus actos. Pueden incluso golpear a una persona y no les importa. 
  1. Ausencia de frustración.
Las personas que sufren ataraxia no sufren estados de frustración de ninguna clase, sin embargo, no se sienten contentas ni despreocupadas como cabría esperar, sino todo lo contrario, generalmente son personas ansiosas.
  1. Apatía y pasividad.
Se dice que, en el sentido filosófico del término, los griegos ansiaban la ataraxia como meta espiritual para lograr estados de apatía y pasividad como forma de lograr la calma y el sosiego más absoluto. Evitando tanto la acción como el sentimiento.
Pero como se ha podido demostrar, la ataraxia en realidad no se trata de cualidad ansiada, sino que es una terrible dolencia,  de una grave enfermedad o padecimiento médico. Es indispensable valorar este síntoma en su justa medida y no como una especie de “bendición” ni nada parecido, además de ser tratado por los profesionales.
Si conoces a alguien con este padecimiento, aconséjale visitar a un profesional, ya que de lo contrario puede dar irreversible mente a los demás sin ser consciente de ello.