Google+ Followers

viernes, 18 de octubre de 2013

Y vivieron felices para siempre... ¿Cierto o falso?

Muchas veces, nos hemos preguntado, ¿Cual sera el secreto de la felicidad? ¿Sera posible vivir feliz siempre? ¿Sin importar lo que te suceda? ¿Es posible ser feliz siempre cuando te casas? ¿Que hacer para ser feliz?


A continuación encontrarás una serie de tips que te ayudarán a que tu historia de vida sea lo mas parecido a un cuento de hadas.. Todo está en ti-


1.  Vive el presente

No dejes para mañana todo lo que quieres hacer hoy.
Ni vivas todo el tiempo pensando en lo que ya paso, ni vivas todo el tiempo pensando en lo que puede ser, porque aunque uno debe tomarse el tiempo de reflexionar sobre sus errores cometidos y de planear su futuro no se puede vivir pensando en tiempos que ya fueron o serán porque te olvidarás de vivir el tiempo que es, si hay algo que te mueres por hacer desde hace rato, proponte como meta hacerlo, si quieres ir a probar cierto restaurante nuevo vez hoy mismo, si tal vez quieres viajar, pide unas vacaciones y vete así sea de mochilero(a) pero disfruta la vida y disfruta el momento que tienes pues nadie sabe cuanto durará.

2. Recuerda que la vida es más que solo trabajar

Esto tiene que ver mucho con el punto anterior, mucha gente pasa sus días trabajando y trabajando casi sin vida social y por mucho que se disfrute el trabajo y lo demandante que sea, hay que tener presente que en la vida hay más que eso y si nos enfocamos solo en trabajar, nos perdemos de otro lado que nos llena de felicidad que es el de la familia y los amigos. Esta bien trabajar y ahorrar ya sea para comprarnos un apartamento lujoso en Grecia o bien para hacer un gran viaje, pero recuerda que las personas somos sociales por naturaleza (y esto viene de una introvertida), por eso, proponte salir al menos 1 vez por semana con tus amigos, así sea solo una reunión en alguna casa para hablar y recuerda todos los días sacar un tiempo para compartir con tu familia, y verás como mejora tu humor. Yo perdí muchos años de mi vida por estar encerrada en el trabajo y lo único que gané fue enfermarme y no realizarme por muchos años, créeme, te lo digo por experiencia.

3. Sonríe todo el tiempo

“La sonrisa es la llave que encaja en la cerradura del corazón de todos.”
-Anthony J. D’Angelo
Esto lo recomiendo muy seguido pero es la mejor técnica para ponerse de buen humor, por eso, así no tengas ganas en lo más mínimo sonríe. Además, bien dicen por ahí que uno no puede estar enojado mucho tiempo con alguien que te hace reír y la sonrisa es contagiosa por lo que empezarás a notar a la gente más amigable y amable contigo. Cuando me siento enojada, me obligo a sonreir, es imposible no pensar en algo positivo cuando sonries aun cuando no parezca tener sentido.

4. Toma riesgos

“Tus arrepentimientos no son de lo que hiciste, sino de las cosas que no hiciste. Así que aprovecha toda oportunidad.”
-Cameron Diaz
Tu vida es aburrida y monótona solo si tu dejas que lo sea, ¿Cuando fue la última vez que intentaste algo difícil? ¿Cuando fue la última vez que te retaste? Deja el temor a tomar riesgos  y hazlo ahora, haz eso que piensas que es tan difícil pero que te podría dar una gran recompensa porque con el paso de el tiempo, cuando mires atrás, estarás más arrepentido(a) de las cosas que no hiciste que de las que si. Para mi es difícil aplicarlo porque prefiero la comodidad, pero un buen amigo me dijo que hasta que empezara a hacer las cosas de manera distinta, empezaría a ver los cambios en mi vida, ya que de lo contrario, nunca saldría del mismo círculo y de mi vida aburrida y monótona, ahora entiendo que tenía razón.

5. Busca ser mejor cada día, no perfecto(a)

Apuntar a  la perfección, puede convertirse en un gran obstáculo en tu vida, somos humanos después de todo y por lo tanto somos imperfectos. Ahora, proponerse ser mejor cada día es algo que te ayudará a crecer como persona y en tu profesión. Además, si te concentras en competir contigo mismo y cada día logras superarte un poquito mas no solo te quitarás todo ese resentimiento, envidia y amargura que viene de compararse con los demás sino que verás como te vuelves más exitoso(a) con el tiempo. 

6. Agradece todos los días por las cosas buenas que tienes y haz tenido en tu vida

Todos tenemos cosas buenas en nuestra vida, pueden ser nuestros amigos, nuestros buenos recuerdos, nuestro trabajo, nuestras victorias, en fin, hay miles de razones para amar nuestra vida y recordarlas todos los días, nos hace caer en cuenta que las cosas no están tan mal, como parecen y además nos da razones para estar felices cada día. Aprovecha cualquier momento del día, yo lo hago mientras me baño o mientras manejo, cualquier momento está bien, pero no olvides hacerlo.

7. Piensa en soluciones, no en problemas

“Identifica tus problemas, pero dedica toda tu poder y energía a las soluciones.”
-Anthony Robbins
Deja de verle el problema a todo lo que te dicen, más bien, piensa en formas de hacerlo realidad. Sé de las personas que ve oportunidades en donde los demás no lo hacen. Aprendí ésto de mi actual jefe, quien me enseño que no debemos buscar culpables sino soluciones, ésto me ha ayudado a vivir de una forma más práctica tratando de resolver en vez de juzgar.
¿Lo ves? Es posible vivir feliz por siempre, se que será difícil, pero en cuanto empieces a aplicar éstas técnicas te aseguro que notarás la diferencia.

¿POR QUE NUNCA ESTOY BIEN? ¿ES MI CULPA?


Esta es una pregunta que muchas veces me ha tocado responder. Muchas personas que se dan cuenta de que tienden a estar preocupadas, se cuestionan esta posibilidad. ¿Me gusta tener problemas? ¿disfruto estando mal? ¿Por que cuando ya tengo todo para ser feliz, nuevamente aparece algo nuevo de que preocuparme?
Parece poco probable que alguien encuentre algún placer en el malestar, pero si  lo que uno desea es sentirse mejor y hace todo lo posible por dar poca importancia a los problemas y aun así no consigue estar bien, una posible explicación racional sería la de que en el fondo estar mal gusta. Es lógico pensar que tiene algún beneficio estar agobiado o preocupado, de hecho en ocasiones es así. Existen beneficios claros derivados de la preocupación: ayuda a adelantarse a hipotéticos peligros o a consecuencias de las cosas poco apetecibles,
ayuda a valorar los pros y los contras de manera exhaustiva, e incluso favorece resolver los problemas a tiempo y conseguir que no se conviertan en un mal mayor.El problema se desata cuando la persona se vuelve demasiado buena detectando y resolviendo. Cada vez aparecen más situaciones potencialmente dañinas siendo literalmente imposible resolverlas todas y alcanzar un estado de calma ideal. Las personas con esta tendencia tienen la “fantasía” de que su bienestar será duradero una vez acabe con las preocupaciones que le acechan. La realidad es que si no se aprende a convivir con cierto malestar y descontrol a la larga es muy complicado llegar a sentirse verdaderamente tranquilo. Así pues, ciertas características de personalidad potenciarán estados de malestar con cierta tendencia a la neurosis, si no se realizan cambios para evitarlo.
Desde pequeños nos enseñan a ser constantes, a esforzarnos para resolver las adversidades. De hecho, éstas junto con algunas otras actitudes favorecen claramente el éxito profesional y personal. Pero casi todo cuando se  plantea de manera extrema tiene sus efectos secundarios. Las personas tendemos a buscar el orden en las cosas, buscamos patrones que nos hagan predecibles los acontecimientos, los retos. Dependiendo de la necesidad individual de control de cada uno, la búsqueda de ese control, del orden, y por tanto de previsibilidad, será más intensa. De esta manera, nuestra calidad de vida será la peor parada.
Si se ha identificado con estas preguntas del principio y ha dudado en algunos momentos de su vida si realmente siente un perverso placer por estar mal, o por necesitar tener siempre una preocupación que resolver, quizás sea el momento de cuestionarse algo bastante más útil: ¿estoy dispuesto a convivir con más incertidumbres buscando tener menor control sobre las consecuencias de cada acontecimiento de mi entorno? ¿estoy dispuesto a dejar que se caiga el avión en el que viajaré en mis próximas vacaciones?, o ¿estoy dispuesto a dejar que me echen del trabajo si desean hacerlo para afrontar entonces las opciones que tendré?... Son muchas las situaciones que pueden llegar a resolverse de este modo si uno prioriza el bienestar a largo plazo en detrimento de los alivios momentáneos. Cuidado con  hacer por resolver  miedos incluso cuando no dependen de uno mismo, al final pasan su factura.

viernes, 30 de agosto de 2013

HOMBRES ABUSADORES, ¿COMO DESCUBRIRLOS?


Hace poco, una amiga vino a mi, llorando y diciéndome "No puede ser, otra vez he caido en lo mismo, mi novio me pega, al igual que el anterior, ¿Que puedo estar haciendo mal? ¿como es que no me doy cuenta? ¿Por que me enamoro de éste tipo de personas?.
He decidido escribirle este artículo, el cual, estoy segura que será de interés para otras mujeres que no entienden por que consiguen este tipo de parejas que al principio parecen "El príncipe azul" y luego resultan siendo hombres abusadores y maltratadores.
Antes que nada, debemos entender que el maltrato no es fruto de ninguna enfermedad o algún tipo de adicción, sino de un sistema social basado en la desigualdad, en un sistema de abuso de poder, de dominación, que afecta a todos los grupos sociales. No importa si son de clase alta o baja, El maltratador comienza habitualmente con el maltrato psicológico, con el acoso a su víctima, que consiste en ir aislando progresivamente a su pareja  de su entorno social o cultural, en ir reduciendo su autoestima para transformarla en un ser dependiente, en una persona insegura y bloqueada. Esto sucede poco a poco, no es de un solo, tu novio comienza a acompañarte a todos los lugares, no te deja ir sola ni siquiera a hacerte el manicure, se empieza a poner celoso de tus amigos, luego empieza a prohibirte que veas a tus amigos de sexo masculino, posteriormente ya empieza a ponerse celoso de tus primos, hermanos, tus padres, y cuando sientes,  ya te has vuelto una persona codependiente que tiene que avisarle hasta que va a pasar al supermercado por una caja de toallas sanitarias, una vez ahí, es difícil salir, las propias víctimas lo manifiestan: “al principio él era muy cariñoso pero poco a poco empezó a cambiar y se volvió un hombre posesivo, celoso y controlador”; La autoestima: El segundo paso de un hombre maltratador y abusador, es que trata de bajarle la autoestima a su pareja, “Él me dice que estoy fea, que tengo un cuerpo gordo, no me deja salir con mis amigas a tomar nada, siempre me dice que el debe elegir mi ropa porque yo tengo mal gusto; “Me reprende y me trata como una niña, hasta que terminado considerándome torpe e insegura y me ha costado tiempo recuperarme”. El maltratador abusa de su poder físico o económico y, en ciertos casos, la mujer se deja maltratar adquiriendo un sentido de culpabilidad similar “al síndrome de Estocolmo” en el que se otorga la responsabilidad de evitar conflictos o situaciones que conlleven una ruptura de la relación, porque su autoestima es tan baja, que creen que no podrán conseguir nunca otra pareja.

¿COMO IDENTIFICARLO?

Debes estar alerta porque al principio, los rasgos serán leves pero con el tiempo irán incrementándose, sin embargo, si te tomas el tiempo de analizar, te darás cuenta de que éstos rasgos son comunes en éste tipo de hombres. 

1- Es posesivo, exigente y dominante. Tratará de alejarte de tu familia y de tus amigos incomodándolos, hasta el punto de transformar tu personalidad, para privarte de apoyo externo y hacerte dependiente. Mediante la violencia aspira a ejercer el poder y control absoluto sobre su pareja, sobre lo que haga, sobre sus pensamientos y sentimientos más íntimos.


2. Es egocéntrico. El mundo gira a su alrededor, es manipulador y nunca reconoce sus errores, en el momento que tome independencia mostrará sus rasgos violentos. Nunca te escucha ni se interesa por tus problemas, únicamente le interesan los suyos

3. Mal temperamento. El enfado, su comportamiento bipolar, las amenazas a otros, las peleas contra su entorno justificadas o no, poco a poco, se volverán contra ti.

4. Tendencia a ridiculizarte o humillación pública: Para mantenerte bajo control te insultará o dirá cosas hirientes sobre ti delante de otras personas para destruir tu confianza. Constantemente hará pasar por fallos rasgos personales que en si no son errores, dejándote con la sensación de que siempre estás haciendo algo mal. Muchas veces lo hace frente a otros.

5. Controlador: Piensa que los demás se van a aprovechar de el. Necesidad obsesiva de controlarte a base de preguntas bien ordenadas destinadas a buscar contradicciones. El maltratador te vigilará y querrá saber en todo momento donde estás y con quién estás. Ya que considera a la mujer como una posesión suya y no como una persona con vida propia.

6. Violento y agresivo. Empezará poco a poco, rompiendo cosas, golpeando las paredes hasta que golpee contra ti. Déjalo de inmediato y denuncia, ya que si no lo haces, ten por seguro que lo volverá a hacer.


Es importante que logres identificar éstas características en una relación que esta iniciándose, ya que con el tiempo, es mas difícil cada vez lograr desapegarte. Toma en cuenta que nadie hará algo que tu no permitas, sin embargo hay algunas personas que ya tienen la predisposición a la violencia física y psicológica, pero si logras identificarlos, es mejor alejarse cuanto antes.


¿POR QUE A MI? ¿EXISTE LA MALA SUERTE?




He escuchado personas que me dicen "Estoy salado" "Todo me sale mal" "Estaba por comprar mi vehículo, había pasado ahorrando y ahora que tenía el dinero, la persona que me lo iba  a vender me estafó, luego iba de regreso a mi casa y me asaltan, luego me dicen que el negocio que tenia se incendio..." 
En fin...Todos en un momento en la vida creemos que en el universo se mueven hilos invisibles que provocan que nosotros no cumplamos nunca nuestros deseos, mientras a nuestro alrededor nuestros amigos y familiares se llenan de buenas cosas que les brinda la vida. Todo esto nos llena de desesperación y a veces de amargura porque por más que hacemos, nada más no se presenta la buena fortuna. ¿Qué se hace en estos casos? ¿Darse por vencido? ¿Existe realmente una fórmula mágica? ¿Están los astros y el universo complotando para que yo no sea feliz?
Tal vez un astrólogo te dirá que por tus ascendentes estas en algún tipo de conflicto, otros te dirán que tu karma debe despejar ciertas deudas en este momento. Por lo que tener suerte no es parte de tu destino en esta vida. En mi opinión, son puras pendejadas, no se puede uno conformar con eso, debe haber una manera de cambiar la suerte. Si los talismanes, limpias y demás no funcionan ¿qué debemos hacer? ¿Conformarnos con nuestro destino? Mmmm yo creo que no, al final de cuentas somos lo que pensamos, por lo que tal vez si cambiamos algo en nuestras ideas podamos creer que realmente somos afortunados. Al final, somos el producto del enlace de miles de probabilidades ya que para que se gestara nuestra existencia miles de espermatozoides compitieron para fertilizar el ovulo que nos daría nuestra formación, ya eso de entrada es ser ganador; más tarde, lo que aprendamos y consideremos parte de nuestro entorno lo valoráremos como nuestro, pero como la sociedad, la familia y todas formas de manipulación nos crearan una visión sobre lo bueno, lo malo, lo rico y lo pobre, nos harán sentir que paulatinamente somos desafortunados porque carecemos de tal cual bien material sobre todo. Así la frustración generada será producto de nuestra aparente mala suerte pero solo es de la apariencia de las cosas. Algunos dirán por ejemplo: “que suerte de fulano que es blanco y además guapo”, pero a la larga ¿será suerte? Quien será más afortunado que aquel que se le da la oportunidad de crearse su propio destino o el que ya lo tiene ganado sobre todo. Desde esta perspectiva hay afortunados y otros aun mas afortunados, Pero ¿qué relación hay entre la suerte y nuestra propia inteligencia? En realidad la suerte (digámoslo así) es proporcional a nuestra inteligencia, si tomamos como inteligencia a la capacidad de resolver problemas de la mejor manera posible, de esta forma cuanto mejor resolvamos nuestros problemas a los ojos de los demás parecerá un golpe de suerte. Pero nosotros sabemos que fue el resultado de las buenas decisiones que tomamos. Cuando vemos que alguien no toma buenas decisiones ese alguien se ve a sí mismo como una persona sin suerte. Pero ¿qué tipo de decisiones debemos tomar? Sencillo, las que nos convengan las que no nos perjudiquen. Por otro lado ¿qué hay de esas personas afortunadas que se sacan premios en los sorteos? De donde sacan esa suerte, ¿es que la diosa fortuna esta siempre con ellos? Esto es como conquistar al chico de tus sueños, a la suerte también se le debe coquetear, es seguro que esas personas que ganan premios tuvieron que comprar algún boleto para participar en esas rifas, ¿recuerdas cuando fue la última vez que entraste a una rifa? Definitivamente, si no entras no tendrás oportunidad de obtener un premio. En conclusión la mala o buena suerte está definida por nuestras propias decisiones, espero que de hoy en adelante en vez de quejarte por una mala suerte medites lo que haces para merecerte y ganarte mejores oportunidades en la vida. Si vives en un país peligroso y andas en un vehículo sin polarizar, con joyas y hablando por el celular, no te quejes de tu mala suerte si resultas siendo víctima de un asalto. Si crees que tienes mala suerte porque siempre llegan a ti hombres casados, viciosos, infieles y feos... Analiza que es lo que estás haciendo mal, ya que no es cuestión de suerte sino de lo que tu estás proyectando que atrae a este tipo de personas. En fin.. No creo que exista la mala suerte, sino la poca inteligencia para tomar decisiones y que esas decisiones traen consecuencias negativas que repercuten en nuestra vida. Piénsalo, analiza tus decisiones y verás como cambia... TU SUERTE. :)

miércoles, 28 de agosto de 2013

PERSONALIDAD MÚLTIPLE


Si te ha sucedido o conoces a alguien que le haya sucedido, ésto podría interesarte:

Este es un problema que tiene su nombre propio: Se llama  trastorno de identidad disociativo (TID) es un trastorno mental que se caracteriza por la presencia de dos o más identidades o estados de personalidad, y al menos dos de estas identidades deben controlar de forma recurrente el comportamiento del individuo.Cada personalidad suele vivirse como una historia personal única y diferente, con recuerdos, sentimientos, características e incluso nombres distintos. Además,algunas personalidades pueden conocerse e interactuar entre sí en un complejo mundo interior; a veces coexisten en forma pacífica y a veces en forma conflictiva, En la mayoría de los casos existe una personalidad dominante, que se denomina personalidad primaria, a la que subyacen otra serie de personalidades secundarias.

Es un trastorno mucho más frecuente en mujeres que en hombres. No se conocen sus causas, pero la mayoría de las personas diagnosticadas con este trastorno tienen un diagnóstico secundario de
estrés postraumático y la mayoría refieren haber sufrido abusos sexuales en la infancia.

Su tratamiento pasa en la mayoría de las ocasiones por la utilización de la hipnosis como herramienta terapéutica que permite que se manifiesten las diferentes personalidades con el fin de que el terapeuta tenga acceso a ellas y pueda facilitar la integración de todas ellas en una personalidad única.
Muchas personas no creen en la hipnosis, pero yo misma he experimentado en pruebas a pacientes, que ésto es posible y que es la mejor cura para éste trastorno en especial.

Este problema psicológico también   ha sido conocid a través de los años bajo la denominación de “Personalidad Múltiple”, El trastorno de identidad disociativo  es el resultado de una falla en la integración de varios aspectos de la identidad, la memoria y la conciencia, en donde, cada personalidad que posee el individuo se vive con un nombre, imagen, historia personal e identidad distintos. Hay una personalidad primaria que corresponde a la identidad verdadera del sujeto, la que se caracteriza por ser pasiva, dependiente, culpable y depresiva, en cambio, las demás personalidades en general poseen nombres y rasgos que contrastan con la personalidad real del individuo.

Ahora que ya lo he explicado brevemente, es interesante pensar en lo siguiente:

¿COMO DETECTARLO?

Síntomas físicos. Son recurrentes fuertes dolores de cabeza e incluso en ocasiones algunas lesiones físicas. Muchas veces, la persona no sabe explicar el por qué de las lesiones físicas, ya que no recuerda que sucedió antes de que asumiera esta identidad.

Amnesia. No recuerda lo que sucedió antes de que adoptara esta personalidad, ni siquiera es consciente de que exista otra personalidad. Frecuentemente, no recuerdan sucesos que ocurrieron durante su infancia.
Estilo de vida. Cada una de sus personalidades tiene un estilo de vida diferente y suelen desarrollarse en diferentes ámbitos.
Falta de reconocimiento. Muchas veces no reconocen a sus familiares y amigos e incluso objetos propios.


Este es un problema que necesita ser tratado, de preferencia por un profesional con experiencia en Hipnosis, y que se cura al unir a todas las personalidades y hacerlas parte de una sola, que se vuelve una personalidad única, pero es una árdua labor que puede llevar años, pero mientras antes se detecte, más fácil será su curación.

miércoles, 19 de junio de 2013

¿POR QUE NO ENCUENTRO TRABAJO? ENCUENTRA LA RESPUESTA


Todos conocemos alguna persona desempleada: Familiares, amigos, vecinos, etc. siempre nos cuentan que no encuentran empleo, o en el peor de los casos, nos ha pasado y no solo una vez, ¿Te has dado cuenta de que cuando estás trabajando es mas fácil conseguir otro empleo? y ¿Que pasa cuando estás desempleado? ¿Por que es tan difícil? ¿Que estás haciendo mal? ¿Te lo has preguntado?
Muchas personas me han hecho esa consulta: Tengo un buen nivel de escolaridad, tengo experiencia laboral, no tengo una mala imagen, ¿Por que no me contratan?
A continuacion, unos tips para ayudarte a encontrar una respuesta:

Revisa Tu curriculum: 
La mayoria de personas (mas del 90%) que me envían su Curriculum para  que les ayude a encontrar empleo, no lo saben hacer, siempre los reviso y la mayoria contienen los siguientes errores: No colocan fotografia: El hecho de que tu Curriculum no tenga fotografia, automaticamente da la impresión de que tu presentación personal deja mucho que desear y que por eso no la has colocado, o bien, colocan fotografias del facebook mal cortadas o en el caso de las mujeres, con escotes o de cuerpo completo. Tu fotografía debe ser de rostro, a color y con una sonrisa natural, no olvides colocarla. Estudios: Se inicia desde el último grado de escolaridad (a nadie le interesa saber si estudiaste la pre primaria en La casita de Los Pollitos). Experiencia laboral: Es mejor colocar un logo de la empresa para que el reclutador identifique fácilmente, ya que muchas organizaciones prestigiosas tienen otro nombre poco conocido en sus facturas, o en sus cartas laborales. Es importante colocar el nombre de la empresa, fecha de ingreso y de salida, nombre del puesto, atribuciones importantes (no un testamento), el salario no es necesario colocarlo, nombre y puesto del jefe inmediato y un número de teléfono (no celular. Recuerda colocar un fondo interesante a tu curriculum para que se distinga del resto y una letra original (no infantil). 
Luego de tener un excelente curriculum, que sobresalga del resto y que te ha incrementado en un 50% la posibilidad de que te llamen para una entrevista, viene lo siguiente:
Prepara tu entrevista de trabajo: 
En primer lugar tienes que saber bien a qué puesto estás optando y cómo es la empresa que te va a hacer la entrevista. Investiga lo que puedas antes de la entrevista, busca la pagina web, busca en internet las preguntas mas frecuentes que hacen en una entrevista de trabajo y respóndelas.  Cualquier información puede ser útil en el transcurso de la entrevista, y los responsables de recursos humanos valorarán positivamente a aquellos candidatos que se hayan preocupado por conocer la empresa.Recuerda muy bien el puesto al que aplicas y el salario que ofrecen, ya que muchas personas aplican a mil puestos y luego cometen el error de no conocer a que están aplicando, lo cual los hace ver inseguros y necesitados, lo cual genera una mala percepción al entrevistador.
Puntualidad
 Antes de ir a una entrevista de trabajo debemos saber perfectamente dónde va a tener lugar y cuánto vamos a tardar en llegar allí. Lo mejor, claro está, es que vayamos con tiempo de sobra, o bien, llegar un dia antes para conocer la ruta y no perdernos, es tambien útil llamar a la recepción y decir que estás tratando de llegar a la empresa para que te indiquen la mejor forma de llegar. Al momento de llegar a la entrevista, puede que te hagan esperar, lleva siempre un libro interesante y léelo mientras esperas, eso te hará ver intelectual y que te preocupas por tu crecimiento personal, memoriza el autor porque puede que te pregunten sobre el libro que estás leyendo. Nunca escuches música mientras esperas ya que ésto te hará ver inmaduro, ni te dediques a observar detenidamente a cada persona que pasa, ya que das la impresión de desesperación. 
¿Cuanto tiempo utilizo para responder cada pregunta?

Te has preguntado alguna vez, ¿Como saber si estás hablando demasiado o respondiendo muy poco tiempo? A continuación el tiempo aprox. que se estima que debes tardarte para responder cada parte de la entrevista:

Aspectos Generales: Cuando te pregunten sobre tu domicilio, con quien vives, y preguntas familiares, procura hablar no mas de dos minutos, únicamente comenta cuantos hermanos tienes, pregúntales su lugar de trabajo ya que se ve muy mal que no sepas ni siquiera a que se dedican, no se trata de contar toda tu vida desde pequeño, solo coméntales generalidades y todo estará bien. Procura ensayar el tiempo que te tardar en cada una de las áreas.

Antiguos trabajos: Procura mencionar el nombre de tu antiguo puesto y los nombres de las actividades sin entrar en tantos detalles que lo único que logran es distraer al entrevistador: Por ejemplo puedes mencionar: Mi puesto en la compañía era Asistente de Recursos Humanos y mis principales atribuciones eran: Verificación de expedientes, trámites del seguro social, verificar referencias..... En caso que te pregunten detalles, procura no extenderte mas de dos minutos en cada respuesta, ya que no hay peor candidato que aquel que te cuenta hasta que tipo de fragancia utilizaba para que su oficina se sintiera agradable, o aquella anécdota en la cual todos te aplaudieron y "Salvaste el dia".

Metas: Procura preparar un par de metas a corto, mediano y largo plazo, extiéndete mas en las metas a corto plazo y ocupa menos tiempo en las metas a largo plazo ya que te verás como un soñador si mencionas que "cuando tengas 50 años deseas volar a Hawaii y comer aquellos camarones con salsa de coco que viste en el Discovery Travel and Living"

Fortalezas y Debilidades: Piensa en cuales son tus cualidades y menciona 3 de ellas sin hacer alarde de que eres la última coca cola del desierto, piensa en 3 aspectos a mejorar y no hables mal de ti, ocupa un par de minutos en ésta área y trata de hablar de forma general, sin tanto detalle.

Estudios: Trata de ocupar unos 10 minutos en hablar de tus estudios, universidades, logros académicos sin hacer creer que eras el mejor estudiante de Harvard o parecer un "Nerd", ya que éste tipo de personas dan la apariencia de ser poco humildes y arrogantes. Procura comentar tus logros pero sin hacer mucho alarde de ellos.

Trata de ser breve y practica aprox. un minuto de respuesta por cada pregunta que te hagan, unque parezca poco, te prometo que en 60 segundos te da tiempo suficiente para explicar un concepto y es el tiempo que psicológicamente el entrevistador te presta toda la atención antes de cambiar a otro tema.

Vestuario:
La apariencia, sigue siendo un aspecto que se tiene muy en cuenta en las entrevistas de trabajo. Para elegir el atuendo adecuado con el que debemos presentarnos en una entrevista debemos saber antes cómo van vestidos los empleados de la empresa. El traje es necesario en empresas donde todo el mundo lo lleva, pero si acudimos a una entrevista en traje cuando nadie en la empresa lo usa, la impresión que vamos a causar puede ser un poco extraña. Lo mejor, en cualquier caso, es no llamar la atención con la ropa que llevas –a no ser que estés optando a un puesto en alguna empresa relacionada con la moda–. No es recomendable usar perfumes fuertes,  ni modelos extravagantes. Cualquier cosa que pueda sorprender al entrevistador podría distraerle de lo que verdaderamente importa, que son tus habilidades para afrontar el trabajo. Si llevas falda, que sea de un largo moderado y los caballeros, es importante que eviten trajes de colores llamativos y corbatas muy recargadas. 
Sinceridad
Tratar de decir lo que pensamos que quiere escuchar quién nos hace la entrevista no sirve de nada, pues nos hará perder naturalidad, que es uno de los aspectos que, precisamente, más se tienen en cuenta. Si sonamos forzados estaremos perdiendo puntos.Si en el transcurso de una entrevista te das cuenta de que el puesto no es como creías, que la empresa tiene unos horarios imposibles, que el sueldo no es nada del otro mundo, ¿realmente quieres optar por el puesto? Tal como estás las cosas, quizás sí, pero desde luego no es lo ideal. Y si mientes, lo van a notar, T
Ceder el 100% del control de la entrevista
Al acudir a una entrevista es habitual sentirse en una posición de autoridad inferior a la del entrevistador. Es algo normal, teniendo en cuenta que la mayoría de entrevistadores tratan de mostrar más autoridad de la que tienen. Pero, ¿realmente está el entrevistador en una situación más cómoda? Lo cierto es que, en muchas ocasiones, no lo está. Tú necesitas un trabajo, pero él tiene mucha presión para contratar a las personas adecuadas. Contratar a un inútil o, peor aún, a alguien que mine la confianza del equipo, puede costarle la cabeza a un responsable de recursos humanos. Visto así, no parece que esté en mejores condiciones. 
Volviendo al consejo del anterior punto, es mejor pensar en las entrevistas de trabajo como si fueran reuniones profesionales, donde cada uno está haciéndolo lo mejor que puede. Esto liberará muchas tensiones y te hará sentir que estás tratando con alguien en igualdad de condiciones.

Exagerar en tu formación o experiencia
Este es un error que sale a relucir siempre en la entrevista. Es, quizás, el peor de los fallos que se pueden cometer e, inexplicablemente, el más habitual. Lo primero que hace un responsable de recursos humanos es comprobar que lo que se dice en el CV es cierto. Mentir solo sirve para que el entrevistador se lleve la peor de las impresiones. Sin embargo, si uno es sincero en el currículo, puede llegar a sorprender de forma muy positiva a la persona que hace la entrevista que, casi por defecto profesional, se espera que el CV esté sobredimensionado y exagerado. En definitiva, eso de poner "nivel de inglés alto" y al momento que te hagan una pregunta en inglés no sepas ni que responder, es mejor decir la verdad.  
 Dejar que el entrevistador haga todas las preguntas
Aunque el entrevistador es quien, obviamente, va a dirigir la entrevista, es un error dejar que sea él el que haga todas las preguntas. Al fin y al cabo, lo que está en juego es un contrato, un acuerdo entre dos partes, por lo que el candidato también tiene preguntas que hacer: ¿cuáles son las condiciones? ¿Qué responsabilidades concretas tiene el puesto? ¿Es necesario viajar? ¿El horario es fijo o podría cambiar en el tiempo? Plantear este tipo de cuestiones no resulta una intromisión, sino algo legítimo que el entrevistador va a valorar positivamente, en la medida en que va a ver un interés y una motivación genuina por el puesto.
Saber hacer las preguntas adecuadas nos proporciona dos ventajas: por un lado estaremos causando una buena impresión, y por otro obtendremos respuestas que nos harán valorar adecuadamente el puesto al que optamos. No hacer una sola pregunta en toda la entrevista, sobre todo si, tras finalizarla, como es habitual, el entrevistador dice “¿tienes alguna pregunta?” es un error gigantesco que no se debe pasar por alto. Sin embargo no es bueno, preguntar demasiado y caer en ser molestos.
Hablar mal de tus antiguos jefes
En una entrevista es inevitable responder a preguntas sobre tus pasadas ocupaciones laborales, pero nunca, bajo ningún concepto, debes hablar mal de tus antiguos jefes. Pese a que te hayan hecho la vida imposible criticarles es siempre una mala idea, pues el entrevistador puede pensar –aunque no tenga razón– que quizás la culpa es tuya y puedes ser causa de problemas. Esto no quiere decir que no puedas hablar de cosas que no te gustaban de tus anteriores puestos de trabajo, pero solo si está justificado en la conversación y, en ningún caso, si incluyen críticas a tus antiguos jefes, si te despidieron, es mejor decir que fue una reorganización y no te dieron motivos, pero no es buena idea tampoco quejarse del salario y de todo lo que "no te daban". Tampoco debes hablar mal de la empresa anterior.
Aceptar responder preguntas "Fuera de lugar"
Todos conocemos a alguien que, tras salir muy decepcionado de una entrevista, acepta el trabajo pensando que su percepción podía ser incorrecta. La realidad, por desgracia, es que en la mayoría de ocasiones si la entrevista nos ha trasmitido malas vibraciones el trabajo será aún peor y lo dejaremos a la primera de cambio.
Por nuestro bien, y por el del resto de trabajadores, no debemos tolerar que se hagan preguntas fuera de lugar en las entrevistas -¿planeas quedarte embaraza? ¿Eres de derechas o de izquierdas? ¿Qué religión prácticas?–, que nos traten sin respeto o se nieguen a contestar preguntas esenciales sobre el puesto de trabajo. Pasar por el aro en este tipo de cosas solo puede costarnos un disgusto. Por mucho que necesites el empleo, lo mejor en estos casos es abandonar la entrevista. 

Espero que éstos tips puedan ayudarte a darte cuenta de los errores que vas cometiendo para que sea más fácil lograr conseguir el trabajo de tu elección.

martes, 30 de abril de 2013

LA MUERTE DE UNA MADRE ¿COMO SE SUPERA?



En la vida existen algunas personas que están ahí de forma incondicional. Pero pocas personas están ahí tan presentes como una madre que permanece al lado de sus hijos en los buenos momentos pero también, en los malos, en la tristeza y en las situaciones de fracaso.

Siempre se cree que el amor perfecto es el amor de una pareja (el amor de la chica con su principe azul), Sin embargo, despues de mis estudios como Coach en Tanatología, creo que la verdadera perfección se muestra en el cariño generoso de una madre que ayuda a cualquier hijo más allá de la edad. De hecho, en la actualidad, en un momento de crisis económica, muchas madres ayudan económicamente a sus hijos, o bien, en cualquier problema en el que ellos se vean involucrados, la mama está siempre ahi.

Sin embargo, al igual que un día los hijos se van de casa y abandonan el núcleo familiar, del mismo modo, toda madre nos dice adiós en algún momento de nuestro camino. Por ley de vida, la despedida entre madre e hijo se produce de forma inevitable en algún instante. Lamentablemente, algunas personas pierden a su madre una edad muy temprana. En este caso, el sufrimiento aumenta porque es muy difícil asumir a nivel racional una pérdida tan importante. En un tiempo en que se valora demasiado lo material y lo económico no existe mayor tesoro que el de aquella mujer que nos dio la vida.
Para superar la pérdida de una madre es esencial vivir el dolor. Y vivirlo de verdad puesto que esa es la única forma de poder procesar el duelo. Incluso, es importante asumir que la herida no cicatriza del todo porque el vacío que deja un ser querido no se llena con nada. Al revés, en  ciertos momentos puede hacerse más grande produciendo rabia o impotencia.
Cuando un hijo pierde a una madre puede necesitar de la ayuda de un psicólogo puesto que es importante poder exteriorizar y expresar las emociones para recuperar el equilibrio a nivel emocional. Pedir ayuda es esencial cuando uno mismo no puede superar un obstáculo de este tipo.
frontar la muerte de un ser querido es uno de los escollos más terribles que tenemos que superar en nuestra vida. Pero siempre es posible encontrar nuevamente el sentido a nuestra existencia, y seguir adelante. La autoayuda puede ser muy positiva para afrontar estos duelos.
En esos momentos en los cuales todas las palabras sobran, también es posible comenzar a hallar el camino para regresar a la vida. para volver a disfrutar del sol por las mañanas, para reencontrar el sentido a nuestros días. Cuando perdemos un ser querido el duelo nos ciega, y pensamos que ya nada será igual

La autoayuda puede ayudarnos a comprender que aunque el dolor nos acompañará hasta que nos reencontremos con ese ser en la eternidad, también aquí sigue la vida y debemos encararla con la misma fuerza de antes. Es lo que seguramente desearía ese ser que perdimos y que tanto amábamos. 

Lo más importante para superar el duelo por muerte, en primer término, es eliminar los sentimientos de culpa. Cuando perdemos una persona querida sentimos que han quedado miles de cosas pendientes por decir o hacer, que no le hemos dicho suficientemente cuanto la queríamos o que hemos quedado en deuda con ella.
La muerte es un escalón natural de nuestra propia existencia. Cuanto antes lo aceptemos, es más probable que antes sobrellevemos la muerte de mejor manera, sin llegar a eliminar nunca el sentimiento de ausencia que una muerte puede desencadenar.
Ya desde perqueños, comenzamos a tener contacto con la muerte a través de lo que nos cuentan, de películas, de cuentos o libros, o de lo que vemos en la televisión… Pero es una etapa en la que apenas somos conscientes de lo que significa morir. A medida que crecemos se nos va un familiar, un conocido, un amigo y comenzamos a ver que es una pérdida permanente, de la que nos cuesta recuperarnos más o menos según la cercanía de la persona que nos ha dejado, cómo haya sucedido la muerte, nuestro carácter y estilos de afrontamiento, la red de apoyo social que tengamos, creencia o religiónexperiencias anteriores de duelo, etc. (Factores que influyen en la vivencia del duelo)
Las claves fundamentales para superar el duelo son las siguientes:
  1. Se necesita tiempo para asumir la pérdida. Para algunas personas será más tiempo que para otras. Necesitamos darnos ese tiempo para hacernos a la idea de la ausencia.
  2. Es necesario expresar los sentimientos, poder comentarlos con alguien, hablarlo. Necesitamos compartir nuestra experiencia, es también un modo de demostrar lo que sentimos por la persona fallecida.
  3. Es imprescindible tener una red de apoyo social. Un conjunto de personas, familia o amigos, que nos ayuden a pasar estas etapas, que estén a nuestro lado en momentos de tristeza, o simplemente que nos escuchen.
  4. Hay que recordar a la persona. No hay que olvidarla, fue parte de nuestras vidas, y deberá seguir siéndolo en nuestros recuerdos. Olvidar no facilita el seguir adelante, hay que recordar para asumir que se ha ido y que se debe seguir caminando.
  5. Hay que asumir que se debe seguir viviendo. La vida no cesa porque se muera un ser querido. Es más, es muy probable, que a pesar de nuestro dolor intenso, de nuestras ganas de no vivir, habrá personas a nuestro alrededor que nos quieran “vivos” y que nos necesitan a su lado. Esta puede ser una buena razón para arrancar y seguir adelante.
  6. Es conveniente tener datos de cómo ha ocurrido. Si la persona quiere saber, no hay porque protegerle, puede necesitar esos datos para integrar y asumir el hecho en su vivencia personal. La sobreprotección no siempre es adecuada. Ahora, sí se debe tener claro el adecuar los datos a la edad de la persona. No hace falta recrearse en datos médicos o violentos (por poner dos ejemplos), cuando el que solicita la información es un hijo de 11 años.
  7. Acudir a las celebraciones y manifestaciones relacionadas con la muerte. Es otra forma de reconocer socialmente la muerte del ser querido. Los demás te apoyan y comparten tu dolor. Son ritos necesarios desde el punto de vista del hombre como ser social.
  8. Los horarios, rutinas, hábitos y costumbres son buenos aliados. Nos devuelven a la realidad del día a día. No hay que forzarlo tampoco, la persona volverá a ellos o establecerá unos nuevos cuando esté preparada.
  9. Nuestra forma de llevar el duelo debe ser respetada. Cada uno expresará el dolor de una manera, pasará de unas fases a otras en distintos momentos, tenemos distintos caracteres, vínculos con el difunto… Hay lugar para todos, y el respeto es la mejor opción.
Tenemos que tener bien presente que el tiempo es necesario para recuperarse  y que hay distintas formas de manifestar el dolor por la pérdida. Teniendo en cuenta estas dos cuestiones básicas, las demás claves surgen por sí mismas.



lunes, 22 de abril de 2013

LA HISTORIA DEL ALQUIMISTA



Me encanta esta historia, por eso decidí agregarla a mi blog.
Un joven, deseoso de buscar el verdadero conocimiento, abandonó todo y resolvió llevar una vida errante, para dedicarse enteramente a la búsqueda de la sabiduría.
Estaba en una cierta zona de Asia, cuando oyó hablar en una ciudad de un hombre sabio que vivía en una montaña lejana, y que tenía la capacidad de fabricar oro de las piedras. Al oír esa historia, decidió ponerse en camino, encontrar a ese sabio, y pedirle que le enseñase ese maravilloso poder.
Tras muchas jornadas de camino y penalidades, consiguió llegar al lugar donde vivía el alquimista, y le pidió que le enseñase el don de fabricar oro. El anciano le miró compasivo, le dio una escoba de barrer y le dijo: «Más tarde te enseñaré. Ahora, toma esta escoba y ponte a barrer».
Cuando hubo terminado, el joven volvió a su petición, pero el anciano le dio un delantal, y le conminó a que se metiera en la cocina y preparase algo para comer. «Mañana te enseñaré lo que quieres saber —le dijo—. Hoy se ha hecho muy tarde».
Al día siguiente, el alquimista encargó al muchacho multitud de tareas: cavar un campo de hortalizas que había cerca, arreglar el techo de la cabaña, ordeñar unas cabras... por la noche, el joven volvió a preguntar, pero obtuvo la misma respuesta: «Mañana».
Pero el día siguiente fue igual que el anterior: trabajos y más trabajos. Y fueron pasando los días, las semanas, los meses y los años, y el muchacho no cesaba de trabajar, de encargarse de toda clase de faenas. De vez en cuando, le recordaba al anciano su demanda, pero siempre  era igual la respuesta: «Mañana».
Así, llegó el momento en que el muchacho, ya maduro, se olvidó de preguntar: Ya no recordaba la intención que le había llevado a aquel lugar. Se limitaba a trabajar y a descansar.
Entonces, una mañana, el maestro le llamó y le dijo: «Muy bien, deja eso que estás haciendo y ven conmigo, porque voy a enseñarte ahora cómo fabricar el oro».
El muchacho, que estaba regando la huerta, respondió inmediatamente, sin volver la cabeza: «Mañana, maestro, ahora estoy muy ocupado. Estas plantas Estas plantas necesitan agua»
¡¡¡Asi es¡¡¡

miércoles, 10 de abril de 2013

AGOTAMIENTO EMOCIONAL EN EL TRABAJO (BURNOUT)


El exceso de trabajo, es cada vez mas común, los horarios se extienden, hay reducción de empleados y cada vez, los sueldos son mucho mas bajos. 

Esto hace que las personas que sobreviven a los cambios organizacionales, se vean en la necesidad de adaptarse a absorber el trabajo de los compañeros que ya no están, y a cumplir con resultados, cada vez mas inalcanzables. ¿Que sucede después de un tiempo de estar esforzándose y esforzándose sin ver la luz al final del camino? ¿Que sucede cuando nos damos cuenta de que por mas que entregamos resultados o los sobrepasamos, ahora hay nuevas exigencias y la carga de trabajo no parece disminuir?

Lo que sucede es un agotamiento mental. Este agotamiento se trata de un “síndrome de cansancio emocional (Burnout), despersonalización y reducción de la motivación de logro personal”. Quien padece de este síndrome se siente que ha agotado todos sus recursos emocionales y no le queda nada mas para los demás. Es probable que desarrolle actitudes negativas y que se insensibilice ante los problemas, hacia las personas que requieren su ayuda asi como que aparezcan sentimientos de culpa por no ser capaz de solventar todos sus problemas.Este tipo de agotamiento es una respuesta al estrés. Los síntomas empeoran y se manifiestan todos juntos: fatiga, insomnio, dolores de cabeza, resfriados persistentes, problemas digestivos, abuso de alcohol o drogas, problemas de sociabilidad. El profesional agotado se siente hastiado de su trabajo y puede renunciar de repente, se aleja de la familia y los amigos, y a veces se hunde en una depresión con intentos de suicidio. Realmente parece una exageración, y si bien, lo del suicidio pasa en un caso extremo, estos síntomas son cada vez mas comunes.
Para evitar este tipo de síndrome es necesario tomarse un descanso cuando se necesite y volviendo solo cuando se esta de nuevo en buenas condiciones. Las estrategias mas útiles son recortar las horas de trabajo, tomarse descansos frecuentes, cambiar de escena por completo, marchándose de vacaciones. Psicológicamente ayuda el centrarse en pensamientos y actividades desconectados del  trabajo. Las rutinas de descompresión al final de la jornada de trabajo ayuda mucho, esta consiste en practicar algún deporte, escuchar música, leer una novela, tomar un baño caliente o meditar. Después de recogerse en si mismos están de nuevo dispuestos para relacionarse con los demás, incluso con la familia.
En la práctica, el agotamiento es a menudo solucionado con un cambio de area laboral, para muchos que se han logrado recuperar, ha sido evidente que su razón de agotamiento se encuentra en su trabajo, y despues de reflexionar sobre lo que realmente quieren se dan cuenta que su empleo ya no los satisface completamente.
El Burn Out es una patología severa, relativamente reciente, que está relacionada con el ámbito laboral y el estilo de vida que se lleva. Es un trastorno emocional provocado por el trabajo y conlleva graves consecuencias físicas y psicológicas cuando el fenómeno se somatiza. La ansiedad o la depresión y dan origen a numerosas bajas laborales.
A veces se puede experimentar  agitación al mismo tiempo (tics nerviosos, temblor de manos); palpitaciones; taquicardia y pinchazos en el pecho; aumento de la tensión arterial; dolores musculares, sobre todo en la zona lumbar; cefaleas; problemas digestivos; trastornos del sueño e inapetencia sexual.

Estos síntomas terminan invadiendo la vida social y familiar del afectado, que opta por aislarse y quedarse solo.
Una de las principales características del síndrome es que se produce en profesiones que uno ha elegido libremente, es decir, son más vocacionales que obligatorias. 

El problema surge cuando los horarios no les permiten solucionar todo lo que quieren o que habían idealizado la profesión y la realidad no se parece en nada a lo que había imaginado que era.
Los bajos sueldos, los escasos incentivos profesionales o la pérdida de prestigio social son también factores que propician la aparición del Burn Out.

¿COMO SOLUCIONAR EL BURNOUT?

Realmente, todo lo descrito anteriormente puede sonar alarmante, pero las personas que lo leen pueden preguntarse ¿Que puedo hacer si tengo necesidad de trabajar y no puedo renunciar?

Consejos para la relajación a corto plazo

Existen métodos muy diversos para lograr la relajación a corto plazo:
  • Respirar profundamente y estirarse. Este ejercicio hay que repetirlo durante uno o dos minutos.
  • Apartar los pensamientos responsables del estrés y concentrarse en algo bonito o neutro. Por ejemplo, escuchar música o pensar en el próximo destino de vacaciones.
  • Animarse a sí mismo ("sé hacerlo", "puedo lograrlo").
  • Descargar el estrés físicamente, por ejemplo, subiendo y bajando escaleras, caminando en las noches.
Estrategias para superar el estrés


Las personas que sufren síndrome de burnout deben tratar a largo plazo de desarrollar estrategias más efectivas para vencer el estrés cotidiano. Para ello resultan útiles técnicas de relajación como las siguientes:
  • Yoga
  • Meditación
  • Hacer ejercicio cardiovascular
Analiza tu propio perfeccionismo y disminúyelo si es necesario. Haz “la vista gorda” devez en cuando. Lo mismo se aplica a las expectativas irrealistas o exageradas respecto a tu puesto de trabajo. Analiza que en algún momento, así como han despedido a muchos otros, así podría pasarte a ti, ninguno es indispensable en una empresa y en cualquier momento, pueden reemplazarnos con alguien mas joven que gane la mitad de nuestro sueldo. Es importante finalizar nuestras tareas y dar los resultados esperados, pero nunca sacrificando nuestra vida personal y sobre todo, nuestra felicidad.