¿POR QUE NO ENCUENTRO TRABAJO? ENCUENTRA LA RESPUESTA


Todos conocemos alguna persona desempleada: Familiares, amigos, vecinos, etc. siempre nos cuentan que no encuentran empleo, o en el peor de los casos, nos ha pasado y no solo una vez, ¿Te has dado cuenta de que cuando estás trabajando es mas fácil conseguir otro empleo? y ¿Que pasa cuando estás desempleado? ¿Por que es tan difícil? ¿Que estás haciendo mal? ¿Te lo has preguntado?
Muchas personas me han hecho esa consulta: Tengo un buen nivel de escolaridad, tengo experiencia laboral, no tengo una mala imagen, ¿Por que no me contratan?
A continuacion, unos tips para ayudarte a encontrar una respuesta:

Revisa Tu curriculum: 
La mayoria de personas (mas del 90%) que me envían su Curriculum para  que les ayude a encontrar empleo, no lo saben hacer, siempre los reviso y la mayoria contienen los siguientes errores: No colocan fotografia: El hecho de que tu Curriculum no tenga fotografia, automaticamente da la impresión de que tu presentación personal deja mucho que desear y que por eso no la has colocado, o bien, colocan fotografias del facebook mal cortadas o en el caso de las mujeres, con escotes o de cuerpo completo. Tu fotografía debe ser de rostro, a color y con una sonrisa natural, no olvides colocarla. Estudios: Se inicia desde el último grado de escolaridad (a nadie le interesa saber si estudiaste la pre primaria en La casita de Los Pollitos). Experiencia laboral: Es mejor colocar un logo de la empresa para que el reclutador identifique fácilmente, ya que muchas organizaciones prestigiosas tienen otro nombre poco conocido en sus facturas, o en sus cartas laborales. Es importante colocar el nombre de la empresa, fecha de ingreso y de salida, nombre del puesto, atribuciones importantes (no un testamento), el salario no es necesario colocarlo, nombre y puesto del jefe inmediato y un número de teléfono (no celular. Recuerda colocar un fondo interesante a tu curriculum para que se distinga del resto y una letra original (no infantil). 
Luego de tener un excelente curriculum, que sobresalga del resto y que te ha incrementado en un 50% la posibilidad de que te llamen para una entrevista, viene lo siguiente:
Prepara tu entrevista de trabajo: 
En primer lugar tienes que saber bien a qué puesto estás optando y cómo es la empresa que te va a hacer la entrevista. Investiga lo que puedas antes de la entrevista, busca la pagina web, busca en internet las preguntas mas frecuentes que hacen en una entrevista de trabajo y respóndelas.  Cualquier información puede ser útil en el transcurso de la entrevista, y los responsables de recursos humanos valorarán positivamente a aquellos candidatos que se hayan preocupado por conocer la empresa.Recuerda muy bien el puesto al que aplicas y el salario que ofrecen, ya que muchas personas aplican a mil puestos y luego cometen el error de no conocer a que están aplicando, lo cual los hace ver inseguros y necesitados, lo cual genera una mala percepción al entrevistador.
Puntualidad
 Antes de ir a una entrevista de trabajo debemos saber perfectamente dónde va a tener lugar y cuánto vamos a tardar en llegar allí. Lo mejor, claro está, es que vayamos con tiempo de sobra, o bien, llegar un dia antes para conocer la ruta y no perdernos, es tambien útil llamar a la recepción y decir que estás tratando de llegar a la empresa para que te indiquen la mejor forma de llegar. Al momento de llegar a la entrevista, puede que te hagan esperar, lleva siempre un libro interesante y léelo mientras esperas, eso te hará ver intelectual y que te preocupas por tu crecimiento personal, memoriza el autor porque puede que te pregunten sobre el libro que estás leyendo. Nunca escuches música mientras esperas ya que ésto te hará ver inmaduro, ni te dediques a observar detenidamente a cada persona que pasa, ya que das la impresión de desesperación. 
¿Cuanto tiempo utilizo para responder cada pregunta?

Te has preguntado alguna vez, ¿Como saber si estás hablando demasiado o respondiendo muy poco tiempo? A continuación el tiempo aprox. que se estima que debes tardarte para responder cada parte de la entrevista:

Aspectos Generales: Cuando te pregunten sobre tu domicilio, con quien vives, y preguntas familiares, procura hablar no mas de dos minutos, únicamente comenta cuantos hermanos tienes, pregúntales su lugar de trabajo ya que se ve muy mal que no sepas ni siquiera a que se dedican, no se trata de contar toda tu vida desde pequeño, solo coméntales generalidades y todo estará bien. Procura ensayar el tiempo que te tardar en cada una de las áreas.

Antiguos trabajos: Procura mencionar el nombre de tu antiguo puesto y los nombres de las actividades sin entrar en tantos detalles que lo único que logran es distraer al entrevistador: Por ejemplo puedes mencionar: Mi puesto en la compañía era Asistente de Recursos Humanos y mis principales atribuciones eran: Verificación de expedientes, trámites del seguro social, verificar referencias..... En caso que te pregunten detalles, procura no extenderte mas de dos minutos en cada respuesta, ya que no hay peor candidato que aquel que te cuenta hasta que tipo de fragancia utilizaba para que su oficina se sintiera agradable, o aquella anécdota en la cual todos te aplaudieron y "Salvaste el dia".

Metas: Procura preparar un par de metas a corto, mediano y largo plazo, extiéndete mas en las metas a corto plazo y ocupa menos tiempo en las metas a largo plazo ya que te verás como un soñador si mencionas que "cuando tengas 50 años deseas volar a Hawaii y comer aquellos camarones con salsa de coco que viste en el Discovery Travel and Living"

Fortalezas y Debilidades: Piensa en cuales son tus cualidades y menciona 3 de ellas sin hacer alarde de que eres la última coca cola del desierto, piensa en 3 aspectos a mejorar y no hables mal de ti, ocupa un par de minutos en ésta área y trata de hablar de forma general, sin tanto detalle.

Estudios: Trata de ocupar unos 10 minutos en hablar de tus estudios, universidades, logros académicos sin hacer creer que eras el mejor estudiante de Harvard o parecer un "Nerd", ya que éste tipo de personas dan la apariencia de ser poco humildes y arrogantes. Procura comentar tus logros pero sin hacer mucho alarde de ellos.

Trata de ser breve y practica aprox. un minuto de respuesta por cada pregunta que te hagan, unque parezca poco, te prometo que en 60 segundos te da tiempo suficiente para explicar un concepto y es el tiempo que psicológicamente el entrevistador te presta toda la atención antes de cambiar a otro tema.

Vestuario:
La apariencia, sigue siendo un aspecto que se tiene muy en cuenta en las entrevistas de trabajo. Para elegir el atuendo adecuado con el que debemos presentarnos en una entrevista debemos saber antes cómo van vestidos los empleados de la empresa. El traje es necesario en empresas donde todo el mundo lo lleva, pero si acudimos a una entrevista en traje cuando nadie en la empresa lo usa, la impresión que vamos a causar puede ser un poco extraña. Lo mejor, en cualquier caso, es no llamar la atención con la ropa que llevas –a no ser que estés optando a un puesto en alguna empresa relacionada con la moda–. No es recomendable usar perfumes fuertes,  ni modelos extravagantes. Cualquier cosa que pueda sorprender al entrevistador podría distraerle de lo que verdaderamente importa, que son tus habilidades para afrontar el trabajo. Si llevas falda, que sea de un largo moderado y los caballeros, es importante que eviten trajes de colores llamativos y corbatas muy recargadas. 
Sinceridad
Tratar de decir lo que pensamos que quiere escuchar quién nos hace la entrevista no sirve de nada, pues nos hará perder naturalidad, que es uno de los aspectos que, precisamente, más se tienen en cuenta. Si sonamos forzados estaremos perdiendo puntos.Si en el transcurso de una entrevista te das cuenta de que el puesto no es como creías, que la empresa tiene unos horarios imposibles, que el sueldo no es nada del otro mundo, ¿realmente quieres optar por el puesto? Tal como estás las cosas, quizás sí, pero desde luego no es lo ideal. Y si mientes, lo van a notar, T
Ceder el 100% del control de la entrevista
Al acudir a una entrevista es habitual sentirse en una posición de autoridad inferior a la del entrevistador. Es algo normal, teniendo en cuenta que la mayoría de entrevistadores tratan de mostrar más autoridad de la que tienen. Pero, ¿realmente está el entrevistador en una situación más cómoda? Lo cierto es que, en muchas ocasiones, no lo está. Tú necesitas un trabajo, pero él tiene mucha presión para contratar a las personas adecuadas. Contratar a un inútil o, peor aún, a alguien que mine la confianza del equipo, puede costarle la cabeza a un responsable de recursos humanos. Visto así, no parece que esté en mejores condiciones. 
Volviendo al consejo del anterior punto, es mejor pensar en las entrevistas de trabajo como si fueran reuniones profesionales, donde cada uno está haciéndolo lo mejor que puede. Esto liberará muchas tensiones y te hará sentir que estás tratando con alguien en igualdad de condiciones.

Exagerar en tu formación o experiencia
Este es un error que sale a relucir siempre en la entrevista. Es, quizás, el peor de los fallos que se pueden cometer e, inexplicablemente, el más habitual. Lo primero que hace un responsable de recursos humanos es comprobar que lo que se dice en el CV es cierto. Mentir solo sirve para que el entrevistador se lleve la peor de las impresiones. Sin embargo, si uno es sincero en el currículo, puede llegar a sorprender de forma muy positiva a la persona que hace la entrevista que, casi por defecto profesional, se espera que el CV esté sobredimensionado y exagerado. En definitiva, eso de poner "nivel de inglés alto" y al momento que te hagan una pregunta en inglés no sepas ni que responder, es mejor decir la verdad.  
 Dejar que el entrevistador haga todas las preguntas
Aunque el entrevistador es quien, obviamente, va a dirigir la entrevista, es un error dejar que sea él el que haga todas las preguntas. Al fin y al cabo, lo que está en juego es un contrato, un acuerdo entre dos partes, por lo que el candidato también tiene preguntas que hacer: ¿cuáles son las condiciones? ¿Qué responsabilidades concretas tiene el puesto? ¿Es necesario viajar? ¿El horario es fijo o podría cambiar en el tiempo? Plantear este tipo de cuestiones no resulta una intromisión, sino algo legítimo que el entrevistador va a valorar positivamente, en la medida en que va a ver un interés y una motivación genuina por el puesto.
Saber hacer las preguntas adecuadas nos proporciona dos ventajas: por un lado estaremos causando una buena impresión, y por otro obtendremos respuestas que nos harán valorar adecuadamente el puesto al que optamos. No hacer una sola pregunta en toda la entrevista, sobre todo si, tras finalizarla, como es habitual, el entrevistador dice “¿tienes alguna pregunta?” es un error gigantesco que no se debe pasar por alto. Sin embargo no es bueno, preguntar demasiado y caer en ser molestos.
Hablar mal de tus antiguos jefes
En una entrevista es inevitable responder a preguntas sobre tus pasadas ocupaciones laborales, pero nunca, bajo ningún concepto, debes hablar mal de tus antiguos jefes. Pese a que te hayan hecho la vida imposible criticarles es siempre una mala idea, pues el entrevistador puede pensar –aunque no tenga razón– que quizás la culpa es tuya y puedes ser causa de problemas. Esto no quiere decir que no puedas hablar de cosas que no te gustaban de tus anteriores puestos de trabajo, pero solo si está justificado en la conversación y, en ningún caso, si incluyen críticas a tus antiguos jefes, si te despidieron, es mejor decir que fue una reorganización y no te dieron motivos, pero no es buena idea tampoco quejarse del salario y de todo lo que "no te daban". Tampoco debes hablar mal de la empresa anterior.
Aceptar responder preguntas "Fuera de lugar"
Todos conocemos a alguien que, tras salir muy decepcionado de una entrevista, acepta el trabajo pensando que su percepción podía ser incorrecta. La realidad, por desgracia, es que en la mayoría de ocasiones si la entrevista nos ha trasmitido malas vibraciones el trabajo será aún peor y lo dejaremos a la primera de cambio.
Por nuestro bien, y por el del resto de trabajadores, no debemos tolerar que se hagan preguntas fuera de lugar en las entrevistas -¿planeas quedarte embaraza? ¿Eres de derechas o de izquierdas? ¿Qué religión prácticas?–, que nos traten sin respeto o se nieguen a contestar preguntas esenciales sobre el puesto de trabajo. Pasar por el aro en este tipo de cosas solo puede costarnos un disgusto. Por mucho que necesites el empleo, lo mejor en estos casos es abandonar la entrevista. 

Espero que éstos tips puedan ayudarte a darte cuenta de los errores que vas cometiendo para que sea más fácil lograr conseguir el trabajo de tu elección.

Comentarios

Estitxu Adrados ha dicho que…
Mi madre tiene cancer y no tiene remedio ¿Como afrontar eso?

Entradas populares de este blog

LA MUERTE DE UNA MADRE ¿COMO SE SUPERA?

¿COMO ACCEDER A LA MENTE DE OTRA PERSONA?

LA MUERTE DE UN PADRE (ETAPAS DEL DUELO)