Google+ Followers

jueves, 23 de diciembre de 2010

EL DOLOR MAS PROFUNDO ES EL DOLOR DEL CORAZON




En esta ocasion he decido dedicarme este artículo y escribir sobre el dolor mas profundo que es el que se lleva en el alma, ya que hace falta meditar sobre lo que afecta nuestro sentir y trabajar en eliminarlo, ya que de otra forma el dolor no desaparece, sé que es una mala fecha (hoy 23 de diciembre) para sentirse de esta forma, pero en los sentimientos y en el corazón no se manda.
Quiero empezar con la fábula de la rana y el escorpión.

Se encuentran una rana y un escorpión a la vera de un río caudaloso. El escorpión, al verse impedido de cruzar la corriente, le dice a la rana: “¿qué te parece si me monto en tu espaldas y me llevas al otro lado?”

La rana, cautelosa, responde: “Naaaaah, si te monto en mi espalda, corro el peligro de que me claves el aguijón y me mates”.
Encantador, el escorpión le explica a la rana por qué esto no es posible: “si te clavara mi aguijón, nos hundiríamos y nos ahogaríamos los dos…”
Ante un argumento, en apariencia irrebatible, la rana accede a hacerle la segunda al escorpión. Pero a mitad del camino, el escorpión le clava su aguijón. La rana, sintiendo cómo el veneno paralizaba sus ancas, sorprendida y aterrada, le dice al escorpión traidor: “¡Pero esto es absurdo!”

“Yo sé”, le dice con calma el escorpión, “pero no lo pude evitar: es mi naturaleza…”

Ante esto me pregunto ¿Es posible que haya algún escorpión que sea distinto? o ¿Todos están hechos iguales por su naturaleza? ¿Debio esperar la rana que este escorpión fuera distinto' ¿Que lo hacía distinto? Si al final era un escorpión, ¿Sera que si el escorpión hubiera sacrificado su naturaleza realmente habría sido fiel a su palabra? Me imagino el inmenso dolor de la rana al darse cuenta que aunque el escorpión haya querido cumplirle, simplemente su naturaleza no se lo permitió, ¿Será que todas las ranas deberían aventarse a cruzar al lado del escorpion sabiendo que al final les clavará el aguijon? ¿Sera que la rana debía quedarse solo sabiendo que ningún escorpión sería distinto? o bien, ¿Podria alguna rana lograr encontrar un escorpión distinto que pudiera evitar su naturaleza y de esta forma confiar en el para lograr llevarle al otro lado? Imagino el dolor de la rana al verse impotente ante la naturaleza del escorpión.

Me di cuenta que el dolor del alma, en sí mismo no es un mal que tengamos que evitar a toda costa. Mas bien, El dolor es un maestro que nos puede enseñar muchas cosas.

El dolor nos instruye, nos dice que cambiemos,que dejemos de hacer una cosa y emprendamos otra, que dejemos de pensar en cierta forma y empecemos a pensar en forma diferente. Y cuando nos negamos a escuchar al dolor y a sus enseñanzas, lo único que nos queda es convertirnos en escapistas.

Efectivamente, lo que decimos es: "No voy a escuchar","No voy a aprender","No voy a cambiar"

Pero las personas que deseen superar el dolor, debemos buscar el cambio, intentar respuestas y correcciones adecuadas, ya que quienes se conforman con el dolor, y no escucha sus enseñanzas, se
contentan con establecerse y vivir con el 10 % de su potencial humano. Se contentan con morir, sin haber realmente vivido.

martes, 21 de diciembre de 2010

CUIDADO CON TUS DESEOS.. PODRIAN VOLVERSE REALIDAD.


En lo más profundo de la mente humana habitan ciertos poderes adormecidos que el ser humano jamás soñó poseer, poderes que le asombrarían, fuerzas que revolucionarían su vida si despertaran y entraran en acción.
Nuestra mente se compone de la conciencia y el subconsciente.
La mente consciente funciona mientras estamos despiertos. Es todo lo que conocemos, pensamos, con lo que viviemos a diario.
Sin embargo hay algo que desconocemos en su mayoría, se trata de:
El subconsciente: Es el responsable del funcionamiento de nuestro cuerpo, como el corazón late, la respiración y los mecanismos dentro de nosotros mientras estamos dormidos.
La capacidad del subconsciente es en su mayoría sin explotar.  se oculta de nosotros constantemente, sin embargo existen formas de liberar el poder del subconsciente, se trata de  creer en lo que podemos hacer y lo que podemos obtener, podemos incluso curarnos si creemos que asi es.  Los milagros son realmente posibles,  Piensa en la abundancia, piensa en riquezas y obtendrás riquezas, ejemplo: Si vas a una entrevista de trabajo pensando que no te lo darán, que todos los que están luchando por el empleo tienen mas posiblidades, estás destinado a que no te lo den EL MOTIVO:  Inconscientemente has programado tu mente para mostrarte de manera insegura ante tu entrevistador, tu cuerpo se vuelve rígido, no logras empatía con la otra persona, no puedes responder a lo que te preguntan, los nervios te dominan. RESULTADO: No le interesaste a la persona y le da prioridad a alguien más, por el contrario, piensa y ten la certeza de que el trabajo es tuyo, imagínate sentado en la oficina, vé a tu alrededor y piensa que las personas que ves serán tus propios compañeros de trabajo, piensa que el trabajo es para ti, y verás como tu subconsciente logra que te muestres seguro, que la simpatía se haga cargo de todo, sabrás responder sin nerviosismo porque estás seguro que es para ti, de esta forma, es más fácil obtener lo que deseaste
No pienses en cómo se obtienen los deseos. Basta con pensar en el resultado. Piensa en las consecuencias de tener lo que quieres, te aseguro que,  los sueños se hacen realidad.
 Piensa en cómo te sentirías en su obtención. Piensa vívidamente lo agradable que es estar bien o tener mucho dinero o el éxito de los negocios o de carrera.

Debemos llenar nuestra mente consciente con la positividad de todas las cosas. Lo que creemos que va a pasar de forma consciente, nuestro subconsciente que es lo que no podemos controlar se encarga de que suceda. 
Debemos mantener los pensamientos negativos en la bahía porque de lo contrario puede  arruinar nuestras vidas, porque las cosas negativas pueden suceder  si  dominan nuestra mente. Simplemente e debemos ser cuidadosos de lo que deseamos. Podría suceder.

martes, 7 de diciembre de 2010

¿Por que los hombres son infieles?




Varios estudios han demostrado que, si bien una deliciosa fragancia (sea un perfume o el aroma corporal) o una exquisita voz pueden atraer la atención de un caballero, el sentido de la vista tiene el mayor peso para llamar la atención del sexo masculino. "El hombre es mucho más reactivo a lo visual que las mujeres, porque su erotismo está fuertemente influenciado por las imágenes.

Existe mucha información sobre la infidelidad, sin embargo he querido abordar este tema desde otro punto de vista, desde un punto que muchas veces no nos detenemos a pensar, y es que ahora dicen que tanto los hombres como las mujeres son infieles, ¿Quien sabe? Si hicieramos una encuesta probablemente los hombres no confesarían que son infieles, (menos si están casados) no se diga en el caso de las mujeres, la infidelidad es un tabú, pero es mas comun de lo que se  pensaría.
A continuación, las 10 razones por las cuales los hombres son infieles (desde el punto de vista psicológico)

1) El poder provoca infidelidad: Encontramos hombres infieles en todas las clases sociales y niveles salariales (al igual que las mujeres infieles). Los hombres que tienen un gran poder profesionalmente tienden a engañar más fácilmente a sus parejas. Las razones: la sensación adictiva del poder y la constante confirmación de su propio éxito en el área laboral, los lleva a buscar la misma situación fuera de ella, es decir con otras mujeres.

2) La falta de inteligencia: Esto puede sonar un poco extraño para muchos,  pero se ha demostrado científicamente, gracias a un estudio realizado por la Sociedad psicoanalista argentina que los hombres infieles no son tan inteligentes como sus fieles congéneros. La explicación: la historia de la evolución de la monogamia se considera todavía un concepto relativamente nuevo, y los hombres más inteligentes entienden esto más claramente que los menos inteligentes. Además, los hombres inteligentes pueden reconocer las ventajas que les proporciona una relación exclusiva y no la pondrían en peligro tan irresponsablemente

3)  La rutina diaria: Dicen que es bueno acurrucarse juntos en el sofá y hacer una cena romántica en casa. Pero si tus planes del fin de semana son siempre cenando frente al televisor, entonces existe un gran peligro de infidelidad. Los hombres que viven dentro de una relación poco variada, tienden más a menudo a hacer trampa. Estar con otras mujeres les da a los hombres que llevan una relación rutinaria, el sentimiento de ser admirado pues anhelan con urgencia la autoafirmación. (por falta de seguridad)

4) Diferencia en los salarios: Esto puede ser difícil de creer, pero  los hombres que son dependientes económicamente de sus mujeres cometen infidelidad cinco veces más que los hombres que tienen ingresos similares al de su pareja. ¿El motivo? Necesitan reafirmar su hombría.

5)  La crisis del tercer año: Si pensaste siempre que el séptimo año de relación es el más crítico, entonces te equivocaste ya que el peligro de cometer una infidelidad es mucho más probable en el tercer año de la vida en pareja. En los hombres este peligro queda latente hasta el séptimo año de relacion y en las mujeres hasta el sexto. (En otra ocasión escribiré a detalle de este tema)

6) La frustración peligra el placer de la pareja:Un efecto secundario de de la frustración diara es también la disminución de la pasión en muchas relaciones sólidas. El erotismo se excluye en grandes proporciones en lugar de expandirse a la hora de amar, y la tasa de infidelidad aumenta dramáticamente, aunque parezca incierto, cuatro de cinco parejas estan insatisfechas sexualmente en su vida de pareja. Asimismo, esto se presenta muchas veces por la falta de comunicación. ¿Quien dice esto? Los abogados, los psicólogos, los sexólogos y una gran lista más. El hombre puede darse cuenta cuando la mujer finje el placer, y en ocasiones la dismución de las relaciones sexuales y la falta de satisfacción llevan a la persona a buscar "Otros horizontes"

7) Vivir en grandes ciudades: La infidelidad ocurre en todos lados, pero la tasa de hombres infieles que viven en ciudades que no duermen es mayor de los que viven en ciudades pequeñas. La ventaja de no ser descubiertos les brinda la gran oportunidad de ser infiles reiteradas veces.

08) La oportunidad hace al "INFIEL" Muchas veces la infidelidad es cuestión de minutos: El deseo de tener sexo con una nueva pareja y jugar al peligro y a la aventura es bastante atrayente. La razón para hacer trampa sin mucho esfuerzo se da solamente con una buena oportunidad de un "one stand night". Una vez conocí a un colombiano muy atractivo que venía a la ciudad por unos pocos días y me decia que la única forma de no serle infiel a su esposa era evitando las oportunidades, ya que de darse una buena oportunidad, sería imposible resistirse, (lamentablemente después de un rato me estaba proponiendo algo indecente, pense por un momento "¿Será que realmente estaba cumpliendo con lo que hablaba?" "Vil mentiroso..."

9)  Miedo a comprometerse: El miedo a hacer compromisos es tan viejo como el hombre: Por un lado, los hombres anhelan tener una relación estable y segura con una mujer, pero por otro, su miedo a ser dependientes de una relación monógama con emociones intensas los lleva a optar por relaciones ocasionales en dónde las ataduras no son tela de juicio.

10) El embarazo: Cuando la mujer está embarazada, la posibilidad de infidelidad de su pareja se quintuplica, pero el hombre se convierte en infiel sólo si ya habían problemas en la pareja. (lamento brindar esta información a las personas embarazadas)

Conclusion: Un hombre tiene muchísima más testosterona en el cuerpo, por eso son más activos y agresivos, en cambio una mujer por norma general evita enfrentamientos directos. El hombre tiene unas determinadas habilidades y hormonas más potenciadas que la mujer igual que la mujer tiene determinadas habilidades y hormonas más potenciadas que el hombre. El hombre tiene más fuerza,  agresividad, decisión, habilidad espacial… La mujer es más diplomática, comprensiva, posee una mayor habilidad conversacional…
El hombre por ente también suele tener más ego y la mujer más orgullo, aunque claro está esto puede cambiar mucho según la persona. Y ahora vamos al centro del asunto: “¿Por que los hombres no se comprometen?”. Una de las principales razones de que un hombre no se comprometa es la testosterona ligada a un fuerte deseo sexual. Un hombre tiene un deseo sexual mucho mayor, por lo menos 10 veces más que el de una mujer. Es importante que sepas que ellos no eligen esto voluntariamente, al igual que un homosexual no elije ser homosexual, ni un alto decide ser alto, son cosas que vienen con nuestra sexualidad, personalidad… Son potentes sentimientos que tienen más importancia incluso que la lógica.

Entonces cuando un hombre empieza a salir con una mujer ese potente deseo sexual sigue ahí, cuando va por la calle, navega en internet… ve otras mujeres y siente ese deseo sexual, que, repito viene con su sexualidad y no se puede controlar, son bastantes los hombres que controlan ese deseo y logran comprometerse bien, pero muchos otros tienen demasiado deseo sexual y les es imposible comprometerse, cada vez que están con una mujer dejan bien claro que no son novios o son “novios ocasionales” esto es porque no quieren perderse la oportunidad de poder estar con otras mujeres, aunque el hombre sea un paquete ligando su deseo sexual le hará imaginar y pensar que muchas otras bellas mujeres le esperan para aparearse, realmente es como si su sexualidad lo estuviera manipulando conscientemente y son muchas las mujeres que sufren este problema con el hombre con el que medio están.

Ahora bien, dicho esto es importante aclarar que hay otras razones por las que un hombre no quiera ser infiel  estas están relacionadas con ir a vivir juntos, casarse… la razón del porque no quieren ya no entra en el terreno sexual, sino más bien en el de su personalidad a secas y su personalidad como hombre. Los hombres son más pensativos lógicos y las mujeres más pensativas emocionales. A un hombre (según la psicología) le gusta más la soledad y una mujer goza mucho más de tener relaciones sociales.

martes, 30 de noviembre de 2010

Las pesadillas ¿Revelan algo sobre nosotros? o ¿son simples sueños?



Las pesadillas son consideradas un trastorno del sueño caracterizado por una carga de ansiedad o miedo. Los que las sufren tienen recuerdos precisos de su contenido.
 Esta experiencia es muy intensa y contiene temas que implican una amenaza para la supervivencia, la seguridad o la autoestima. hay algunas que incluso llegan a repetirse y no se olvidan fácilmente.

Cuando tenemos una pesadilla, nos levantamos agradeciendo que sólo fuera un sueño, porque en el estado en que nos encontrábamos enfrentábamos situaciones de angustia.

Puede ser referida a la muerte, como uno de los temas principales, o que nos persiguen para hacernos daño o matarnos, nos caemos y moriremos, tenemos accidentes, o que las personas que queremos están en peligro. Los temores que sentimos durante el día, conscientes o no, pueden provocar terror en la noche.

En los adultos, cuando son frecuentes, las pesadillas pueden indicar trastornos psicológicos, por lo general trastornos de personalidad.
También pueden estar vinculados al consumo de drogas, sustancias psicotrópicas, antidepresivos y otros fármacos. Es interesante hacer notar la diferencia entre las pesadillas y los terrores nocturnos.

 Generalmente son los niños quienes presentan terrores nocturnos, gritan durante el sueño, y cuando los padres acuden a verlo, el niño se encuentra en la cama sentado diciendo cosas incomprensibles. Poco a poco se va tranquilizando y vuelve a quedarse dormido. Al día siguiente, no recuerda nada de lo sucedido.

En general, las pesadillas frecuentes se tienen en épocas en que se está lleno de conflictos o problemas. Delatan que la persona está pasando por un período de temor, confusión, miedo y conflictos. Se debe tomar conciencia y asumir el control de las riendas de la vida, para que de esta forma la ansiedad interna disminuya.

Si resulta que tu te encuentras bien en tu  vida diaria diurna y tienes pesadillas, puede que tenga un significado y sugieren los psicólogos que debes estar alerta , incluso hay estudios que demuestran que puede tratarse de advertencias que has captado a nivel inconsciente pero que estando consciente te niegas a percatarte de ellas.

Es necesario tener un pensamiento positivo antes de dormir. Es importante dejar las preocupaciones de lado y tomarte tiempo para meditar. El sueño presupone un estado de relajación. Un organismo excitado es incapaz de relajarse. Cuando una persona sufre un trauma, en los sueños se le repite muchas veces en forma de pesadillas recurrentes y cuando una pesadilla se repite, quiere decir que no se ha encontrado solución a los conflictos relacionados con el sueño en la vida real. Desde el punto de vista mental, esas pesadillas constituyen un alivio, aunque sea difícil poderlo ver así.

Es por ello que aunque resulte incómodo se debe tratar de recordar lo que se ha soñado y analizar el posible significado que las pesadillas puedan tener, y sobre todo, recordar que no son simples sueños.








lunes, 15 de noviembre de 2010

DEPRESION DE FIN DE AÑO


Las fiestas de fin de año son "En teoría" la época mas linda del año, una época de reconciliación, de unión, de volver a ver a las personas con quienes perdemos contacto a lo largo del año, convivios, bodas, etc. Se supone que es la época de mayor felicidad, pero ¿Que pasa cuando alguien no tiene todo aquello que lo haría sentirse feliz? ¿Que pasa cuando ha tenido alguna pérdida o algo más le afecta en estas fechas?

Para responder a esta pregunta, debo decir que no suelen faltar razones.

Por un lado, tenemos la incitación al consumo casi desenfrenado, un bombardeo publicitario que nos termina recordando que siempre nos olvidaremos de comprar algún regalo. Lo cual nos hace pensar en los gastos en los que debemos incurrir para cumplir con las personas que queremos, cuando en realidad nos alejamos del verdadero sentido de las fiestas.

Estas fechas suelen también traer recuerdos de nuestra infancia y/o adolescencia, cuando teníamos menos responsabilidades y se hacían los festejos en familia, quizás con miembros que ya no están o con amigos que, por diversas razones, ya no compartimos esos momentos. Las imágenes que muestran las publicidades de familias felices alrededor de la mesa, no siempre son posibles, mas cuando el núcleo familiar ha ido  cambiando con el correr de los años. Es imposible para las personas que han perdido algún ser querido evitar recordarlo, lo cual les genera tristeza y ansiedad a medida que se acercan estas fechas.

Por otro lado, tenemos las metas no alcanzadas, aquellas cosas que nos propusimos hacer y vemos como el año termina y no se han cumplido, y a veces están lejos de poder terminarse, lo que agrega presión adicional. Suele ser bastante común que haciendo un balance de lo hecho y de lo pendiente la gente se concentre más en lo negativo que en cualquier logro alcanzado.

También puedo decri que  mucha gente parece tensionarse aún más en las reuniones familiares, ya sea porque desean aislarse o porque se ven obligadas a asistir a reuniones con parientes que suelen ver solo para estas fechas. La situación se complica cuando los familiares inician a cuestionar sobre situaciones incómodas "¿Al fin conseguiste un trabajo donde ganaras mejor? ¿Dejaste a ese tu novio que tenías? ¿Por que ya no seguiste en la universidad? ¿El padre de tu bebé se hará responsable por tu embarazo? asi podria citar miles de ejemplos. La tensión causada por este tipo de presiones suele desatar la depresión por todo lo que tal vez alardeamos de más o pensamos que fácilmente conseguiríamos, tener que enfrentar el fracaso.

La lejanía de amigos y familiares, sobre todo entre inmigrantes, suele ser un motivo de una profunda tristeza para estas épocas.

Los motivos son muchos más, y dependen de cultura a cultura, de país a país, pero lo que describí arriba suele ser los más comun. ¿Qué se recomienda?

Bueno, en primer lugar tratar en la medida de lo posible de no aislarse, y si se está solo averiguar si existen centros que puedan requerir de nuestra ayuda para estas fechas clave, ya que ayudando a otros, nos ayudamos a mostros mismos. Si perdimos algún familiar o amigo, sería más que ventajoso recordarlo en los mejores momentos, y todo lo bueno que pasamos con ellos, la mera tristeza no lo traerá a la vida ni nos ayudará a nosotros en ningún sentido. Si se trata de familiares o amigos que están lejos, bueno, con las facilidades que nos da internet se podría, si es posible, acordar un horario en el que podamos chatear o hablar con ellos para tener al menos un contacto que disminuya la angustia de su ausencia. Si es por el tema económico, por la falta o simplicidad de regalos, más vale estar melancólico un par de días que endeudado medio año, piensen bien antes de quedar con las cuentas en rojo.

Por lo demás, yo entro en alguna que otra categoría de las de arriba, y no me considero depresivo en lo absoluto, se que varios de los que  lean  ésto estarán igual, o sabrán comprender, pero es normal, somos humanos.

¡Felices Fiestas! En la medida de lo posible

lunes, 8 de noviembre de 2010

Trastornos del sueño ¿Por que no puedo dormir?


Puedo decir que soy de las personas que duermen como una roca, puede pasar un ferrocarril a mi lado que no me despertaría, mi sueño es sumamente profundo y no tardo ni 5 minutos en quedame dormida, es más puedo dormir enmedio de una parranda, con niños llorando, en una fiesta, en cualquier lugar, por tanto me considero muy afortunada, sin embargo no todas las personas tienen esta dicha, se dice que necesitamos 8 horas diarias de sueño para descansar y renovarnos para el dia siguiente, pero ¿Que pasa cuando no podemos dormir? ¿Que pasa por nuestra mente que nos quita la paz suficiente para poder hacerlo? ¿A que nivel de desesperación puede llegar alguien por no poder dormir bien? ¿Que pasa con los ansiolíticos y cuando nisiquiera éstos hacen efecto? A continuación un análisis en el cual pretendo responder a las preguntas planteadas, tal vez no en un 100% pero si desde el punto de vista psicológico y con la esperanza de ayudar a alguna persona a entender el por que de sus problemas al momento de tratar de dormir.

Muchos factores, como la excitación o el estrés emocional, pueden determinar las horas de sueño de una persona y cómo se siente al despertar. Los medicamentos también pueden desempeñar un papel, algunos producen somnolencia mientras que otros dificultan el sueño. Incluso ciertos alimentos o aditivos como la cafeína y  las especias fuertes pueden afectar al sueño.

El insomnio es un desorden del sueño que impide dormir durante períodos prolongados de tiempo, e incluso puede impedir a una persona dormirse por completo. El insomnio puede ser causado por un número de razones, tales como la dieta, la tensión, las drogas o alcohol e incluso por ciertas emociones, tales como el miedo o el pavor. A veces, una persona sufre de insomnio sencillamente porque tiene una mente hiperactiva y otras veces quizás no pueda dormir debido a otras razones físicas, tales como un dolor atroz. Sea la razón que sea, para curar este desorden del sueño es importante entender exactamente qué es lo que lo está causando.
¿Cuáles son los síntomas?

El insomnio es más frecuente en mujeres, y se hace más frecuente a medida que aumenta la edad. Afecta a la actividad diaria al producir cansancio, dificultad de concentración y menor rendimiento, tanto físico como intelectual.
Generalmente se suele acompañar de otros síntomas como: Nerviosismo, tensión, ansiedad. Preocupaciones personales, familiares, por relaciones sociales a la hora de acostarse.
Los problemas del sueño pueden  presentarse por muchos motivos, entre los cuales podría mencionar:.

  • Uso actual de medicamentos (diuréticos, antihipertensivos,…). Es imporante leer los instructivos de los medicamentos porque algunos de ellos producen alteraciones del sueño como efectos secundarios y puede que ésto sea lo que esté causando los problemas sin saberlo.
  • Condiciones ambientales: ruido, temperatura excesiva o muy fría,
  • Hábitos dietéticos (consumo de café, alcohol,…), sobre todo en la cena. Las personas que padecen estos problemas no deberían incluir el café en sus comidas.
  • Realización de ejercicio físico excesivo durante el día.
  • Actividad laboral intensa o estresante…
Lo primero que debes hacer si te encuentras acostado en la cama, incapaz de conciliar el sueño, es determinar si puede haber algo que estás haciendo a lo largo del día que pueda estar causando tu insomnio. Por ejemplo, si bebes café hasta las nueve de la noche, no hace falta mirar más lejos para saber qué está causando tu problema. La cafeína, sobre todo tomada por la noche, tiene gran parte de la culpa de este desorden del sueño.

Hay también ciertos alimentos que pueden mantenerte despierto. Si no estás seguro sobre tu dieta, sobre si lo que estás consumiendo a lo largo del día puede estar causando tu insomnio, investiga un poco o habla con un nutriólogo. Tomar ese último café puede que te esté quitando horas y horas de ese descanso y relajo tan necesario
 El alcohol es otro factor que puede causar este problema. Todo se reduce a controlar exactamente lo qué esta entrando en tu cuerpo. En la mayoría de los casos, es lo que estás consumiendo lo que está causando tu insomnio.
Por supuesto, si tienes cerca una reunión importante y estás bajo una gran tensión, o si te estás enfrentando a alguna clase de culpabilidad extrema, o incluso si realmente tienes miedo de algo, todas estas situaciones también pueden causar el insomnio.
Sin embargo, si estás libre de tensiones, aparte de la tensión de no poder dormir, prueba con un experimento. Prueba a comer diversos alimentos o prueba a eliminar ciertas cosas de tu dieta. Si de repente encuentras que duermes como un bebé, has encontrado al culpable. La llave es escuchar a tu cuerpo..

Los psicólogos afirman que el insomnio no es una enfermedad en sí, sino un síntoma, que generalmente se presenta por desórdenes psíquicos y, en menor proporción, desequilibrios físicos y como tal debe ser tratado. El insomnio es algoque debe encararse  de modo natural.

En los casos en los que los métodos sin medicamentosson insuficientes, puede requerirse un tratamiento farmacológico. Es importante saber que el uso más conveniente de los fármacos hipnóticos o tranquilizantes, es durante periodos cortos de tiempo, o bien ocasionalmente en momentos puntuales. Debe evitarse la toma habitual o regular de fármacos para dormir, ya que estos fármacos desarrollan hábito y tolerancia, es decir que el organismo se adapta y dejan de ser efectivos o requieren cada vez mayores dosis, con mayores efectos secundarios. Mientras el paciente está a tratamiento, es conveniente que haya días en los que no tome el tratamiento, por ejemplo, en fines de semana. Cuando se vuelve una costumbre puede requerirse gradualmente una mayor dosis.
Los fármacos más utilizados son las benzodiazepinas. Debe tener presente que alguno de estos fármacos, con un tiempo de acción largo, puede interferir en las actividades diurnas, aspecto que ha de tenerse en cuenta en el caso de que la persona afectada utilice maquinaria peligrosa en su trabajo, conduzca vehículos, etc. Hay medicamentos como el Sublimex o Alprazolam pueden producir trastornos gastrointestinales, crear adiccion, además cuando se mezcla con alcohol puede incrementar grandemente el efecto sedante lo cual seria muy perjudicial para alguien que tiene alguna actividad al día siguiente.
En todo caso es mejor utilizar remedios naturales para combatir el insomnio, en vez de utlizar medicamentos que pueden causar problemas de adicción.

Mis consejos: Luego de estudiar sobre el insomnio, mis conclusiones son que deberían tomarse ciertas medidas:

 #1: Un remedio que las abuelas sugerían era conservar los pies calientes mediante una toalla o el uso de un par de calcetines e inclusive se recomienda también antes de dormir frotar con aceite de almendra los pies (sobre todo entre los dedos). Parece poco creible pero realmente funciona.
 #2: Tomar un vaso de leche tibia
 #3: Hervir en una taza de agua dos gramos de hojas de naranjo, se le agrega azúcar al gusto, se deja reposar y se bebe bien tibio. Igualmente, puede hacer una infusión con las flores del naranjo. Para ello, se debe colocar dos gramos de esta flores en una taza y hacer el procedimiento anterior. .Tomarlo media hora antes de acostarse.
 #4: Meter dentro de la almohada elementos naturales como el azahar, eucalipto y manzanilla.
 #5: Colocar una ramita de hierbabuena en una taza hirviendo, se apaga el fuego, se tapa y se deja que se refresque. Se toma media hora antes de acostarse.
#6 Hervir, durante 5 minutos, dos cucharadas de raíces de valeriana en una taza de agua. Retirar del fuego y añadir una cucharadita de miel. Tomar antes de acostarse.
#7: Hervir tres hojas de lechuga, tapar y dejar que se refresque y se toma este té media hora antes de acostarse.
#9: Bañarse durante 20 minutos,antes de acostarse, en agua caliente.
#10: Poner de10 a 15 gotas de lavanda en un baño  tibio y confortable. Igualmente, se puede agregar 1 cucharada de sal gruesa marina y disolver en el agua de la bañera para lograr vencer al insomnio. (Remedio proveniente de la aromaterapia).
 #11: Verter, en un vaso de agua caliente, un puñado de menta. Dejar reposar tres minutos y beber justo antes de acostarse o después de la cena.
#12: Tomar agua de azahar con un terrón de azúcar. (Se consiguen en los centros naturistas)
#13: Tomar, antes de la cena, una taza con agua hecha con 2 hojas de lechuga fresca, 1 pizca de flores de naranjo y 1 taza de agua. Cuando el agua rompa a hervir, se echan las hierbas y se dejan en ebullición durante 5 minutos.
#14: Lavar y secar una cáscara de limón. Luego, poner en la tetera, verter encima un litro de agua hirviendo y dejar infundir cinco minutos. Endulzar con miel y tomar antes de dormir.
 #15: Verter en una taza de agua que esté hirviendo un puñado de flores de manzanilla y otro puñado de hojas de salvia. Tapar durante 7 minutos, colar y endulzar con 1 cucharadita de miel. Beber una taza 15 minutos antes de acostarse.
 #16: Lavar y partir en dos 3 dientes de ajos. Verter en una taza de leche que esté hirviendo. Beber esta preparación, aún tibia, antes de acostarse.
 #17: Hervir un manojo de romero y otro de toronjil en un litro de agua durante 10 minutos. Verter esta preparación, de inmediato, en el agua del baño. Mantenerse en la bañera durante 15 minutos.
#18: Verter 1 cucharada de flores de lùpulo en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y colar. Agregar un poco de miel para endulzar. Tomar justo antes de acostarse a dormir.

Recomendaciones adicionales:

  • Usar tapones para los oídos. Pudiera ser que los ruidos fuertes estén causando que la persona se despierte repetidamente durante la noche y sienta que no ha dormido. Por tal motivo, es aconsejable ) comprar tapones para los oídos.
  • No beber alcohol. Muchas personas creen que si beben alcohol podrán dormir mejor evitando así el insomnio, pero eso no es cierto, ya que se despertarán más tarde con dolor de cabeza o malestares gástricos.
  • No tomar bebidas con cafeína Las bebidas con cafeína (café, chocolate o gaseosas con cola) no deben ser tomadas en la tarde y mucho menos en la noche, ya que pueden impedir conciliar el sueño.
  • Mantener un horario normal. Las personas que tienen insomnio deben tratar de dormir a horas regulares y evitar tomar siestas durante el día.
  • Asociar su cama con dormir Muchas personas realizan trabajo de la oficina, comen o hablan por teléfono en la cama lo cual no se considera positivo para lo que sufren de insomnio.
  • Hacer ejercicios cinco horas antes de dormir Aunque el ejercicio puede ayudarle a lograr el profundo sueño reparador, éste no debe hacerse cuatro horas antes de dormir, ya que dificulta este proceso. Lo recomendable es hacer ejercicio temprano en la mañana o en la tarde.
  • Existen otros fármacos que no están relacionados con el sueño (como los rocíos para el asma), pero que entre sus efectos secundarios están la alteración del sueño. Si él sospecha que el fármaco está trastornando el sueño, se debe acudir al doctor para que recomiende un sustituto o que lo tome a otra hora del día.
  • Evitar comer abundantemente antes de dormir. Se recomienda no comer abundantemente en un momento cercado al sueño, ya que puede su sueño se hará menos profundo. Sin embargo, tampoco es aconsejable ir a la cama con hambre.
  • Ir a la cama sólo cuando tenga sueño. Si no puede conciliar el sueño en unos 15 minutos, se aconseja levantarse para hacer alguna actividad monótona (como leer un artículo, ver su facebook) que lo ayuden a conciliar el sueño. Cuando sienta que vuelve el sueño, regrese a la cama. Si todavía no se puede dormir, es necesario repetir el procedimiento hasta lograrlo el objetivo.
  • Evitar los campos electromagnéticos. Es necesario verificar que la cama no coincida con una corriente subterránea o un fuerte campo electromagnético, ya que puede que esta situación le esté alterando el sueño. Tampoco es recomendable que el dormitorio quede arriba de un garaje, taller o empresa que tenga máquinas eléctricas, un transformador o existe una línea de alta tensión cerca de casa, ya que esto también alterará el sueño.
  • Evitar tomar mucho líquido justo antes de dormir. Si se bebe mucho líquido antes de ir a la cama, se tendrá que ir al sanitario más tarde en la noche lo cual pudiera ocasionarle un insomnio.
  • Tener una atmósfera cómoda en el dormitorio. Se recomienda decorar el cuarto con los colores favoritos, aislarlo de los ruidos e instalar cortinas oscuras que bloqueen el paso de la luz. Igualmente, necesario es una cama cómoda y almohadas de un tamaño adecuado.
  • Usar ropa de dormir holgada. Es importante usar ropa holgada y a una temperatura ambiental agradable. Cerciorarse que se ha tapado algún reloj que esté ubicado en la mesita de noches.
  • Aprender y practicar técnicas de relajación Es necesario reducir la tensión para poder dormir profundamente. Las técnicas de relajación (yoga, respiración profunda, entre otros) pueden ayudar en este objetivo. Es aconsejable practicarlo durante el día para que sea fácil hacerlo antes de irse a dormir. El uso de música relajante (como una cascada, el oleaje en la playa o la lluvia en un bosque) y los pensamientos e imágenes placenteros resultan también conveniente.
  • Es importante considerar que un ambiente limpio, bien ventilado, cama limpia y cómoda, así como una temperatura adecuada, nos ayudarán a conciliar el sueño.
  • Reflexionar antes de ir a dormir. Muchas personas sufren de insomnio porque se ponen a pensar sobre los sucesos de la jornada. Por ello, se recomienda reflexionar sobre las actividades diarias (durante por lo menos diez minutos) una o dos horas antes de irse a la cama. Es necesario buscar de forma serena las soluciones a los problemas que pudieran existir. Igualmente, planear las actividades del día siguiente.
Si has intentado todo esto y aun persisten los problemas, es mejor consultar con un psicólogo para poder profundizar sobre la causa que puede estar alterando el sueño. Sin embargo considero que entre tantos consejos podrás encontrar alguno que sea para ti.

jueves, 28 de octubre de 2010

LA PSICOLOGIA DE LA DEPRESION.. CUANDO LA TRISTEZA NO DESAPARECE


Ocasionalmente, todos nos sentimos melancólicos o tristes, pero estos sentimientos, por lo general, desaparecen en unos días. Cuando una persona tiene depresión, esta interfiere con su rutina y vida diaria; por ejemplo, ir a trabajar o a la escuela, cuidar niños, y en las relaciones con la familia y los amigos. La depresión es dolorosa tanto para la persona que la padece como para quienes se preocupan por ella.
La depresión puede manifestarse de maneras muy diferentes en diferente gente o en la misma persona con el pasar del tiempo. Es una enfermedad común pero grave. Un tratamiento puede ayudar a mejorar aún a aquellos con los grados más graves de depresión.
La depresión es una enfermedad común pero grave, a veces no suele ponérsele la importancia debida ni tomarla en serio, porque no se piensa en las consecuencias que ésta nos puede traer.

Es bastante común que las personas confundamos a la depresión con la tristeza. Mientras la tristeza es un sentimiento normal, una emoción del ser humano, la depresión debe ser considerada como un síntoma o una enfermedad. Esta confusión es comprensible por las semejanzas de ambos estados. Pero veamos sus diferencias:
La tristeza no es un dolor físico, sino psíquico. Cuando estamos tristes podríamos decir que “nos duele el alma”. La muerte de un ser querido, una separación o el despido de un trabajo son circunstancias que a cualquier persona le causan tristeza. Ante una situación desafortunada cada individuo puede reaccionar diferente: convirtiendo la tristeza en otros sentimientos (rabia o ansiedad, por ejemplo) o simplemente tomando al estado de tristeza o angustia como “filosofía de vida”, una visión pesimista de la vida que convierte a cualquier nueva situación de dolor en algo mucho más tolerable para la persona.

Sin embargo, la depresión es generalmente desencadenada por una situación de tristeza o angustia, pero este estado de baja autoestima y desesperanza es mucho más prolongado. La persona deprimida ha bajado su rendimiento general, se encuentra agotada, le cuesta concentrarse, no reacciona a los estímulos que antes eran placenteros y se vuelven incapaces de tomar cualquier tipo de decisión.

En psicología la depresión es vista como el resfriado de las enfermedades mentales, porque suele afectar a mucha gente a lo largo del curso de una vida. Si uno no la tuvo al menos en algún grado menor, seguro conoce a alguien que sí estuvo depresivo.
Si bien algún pequeño sentimiento depresivo es normal en alguna parte de nuestra vida, una depresión mayor es una condición seria que debe ser tratada. Es realmente un problema mental, cuando la vida del afectado es tomada y afectada en su totalidad por la depresión. Lo peor de todo es que incluso se lleva las ganas de ir en busca de un tratamiento.
Generalmente los depresivos terminan acudiendo en busca de ayuda por algún familiar, y lo más común es que acudan al médico de la familia, que son pocas las veces que reconocen los signos de la depresión. Si lo hacen, enseguida recomiendan ayuda psicológica o psiquiátrica, pero si no lo hacen la diagnostican mal, y el paciente puede ir de un lado a otro para descubrir qué le sucede.

Para que no suceda esto, vale la pena hacer un simple examen, que consiste no más que en analizar los cinco síntomas de la depresión para darnos cuenta si hemos caído en ella:

1- Humor depresivo (sentimiento de tristeza)
2- Falta de interés (incluso en actividades que antes disfrutaba)
3- Sentimientos de inutilidad, de falta de valor, negativismo.
4- Falta de concentración
5- Pensamientos de muerte.

Estos son los cinco síntomas que evidencian una depresión que debe ser tratada como una enfermedad mental por un especialista.

Está claro entonces que la depresión va mucho más allá de una situación común que nos ponga tristes. La tristeza que nos provocan situaciones inesperadas y desafortunadas es un sentimiento normal cuyo proceso puede concluirse con un reajuste de ideas. Los casos de depresión, en cambio, deben ser tratados por un profesional. No hay mal que no pueda curarse, cualquier enfermedad diagnosticada a tiempo puede salvarnos de pasar un buen tiempo de nuestra vida en una enfermedad que podríamos haber evitado.


viernes, 24 de septiembre de 2010

¿COMO APROVECHAR LO QUE ME QUEDA DE VIDA?





DEDICADO AL AMOR DE MI VIDA

Nunca sabemos cuanto tiempo nos queda de vida, pero ¿Que pasaría si pudieramos saber cuanto exactamente nos queda? ¿Que pasaria si fueran 10 años? o bien, ¿Si nos dijeran que vamos a morir mañana? ¿Como lo tomaríamos? ¿Que pasaría por nuestra mente?

Seguro que alguna vez en tu vida (tal vez cientos de veces) te has sentido mal porque estabas haciendo algo que te gustaba y has tenido que dejarlo para hacer otra cosa. Seguro que en algún momento te has sentido mal porque te ha faltado tiempo para hacer todo lo que debías o querías hacer. A todos nos ha faltado tiempo alguna vez para seguir haciendo cosas con las que estábamos disfrutando.


No es nada anormal, más bien al contrario. Aparte de ser algo habitual en los tiempos que corren, se trata de algo básico inherente a la condición humana.

Nuestra vida tiene un límite en el tiempo, y todas las cosas que podemos hacer o conocer tienen otro límite, desconocido y exponencialmente superior al de nuestro cuerpo que algún día habrá de morir. 

Ha sido siempre así y, hasta que la ciencia diga lo contrario, así seguirá siendo. La vida es corta en comparación con todo lo que se podría llegar a hacer en el mundo. En relación a todo lo que hay por experimentar. En relación a todo lo que nos ofrece la propia vida.
La primera vez que te das cuenta de que no vas a disponer del tiempo suficiente como para hacer todo lo que te gustaría, resulta una sensación muy frustrante. Por no hablar de aceptar que seguramente tampoco dispondrás de los recursos necesarios para hacer todas esas cosas que desearías. (Sino.. me iría a las Islas Griegas a beber vino indefinidamente hasta que llegara el día)

Si consigues asimilar esto, cosa que de por sí sola ya puede requerir mucho tiempo y esfuerzo, tu cerebro se pone a trabajar incansablemente en la horrible pero necesaria tarea de discriminar. En el maravilloso arte de elegir.


Tu cabeza puede rebelarse y exprimir al máximo las posibilidades para darle a tu yo consciente lo que necesita. Una salida válida para una situación estructural que es decepcionante, pero a la que hay que buscarle el lado bueno. Ponerse las pilas para no caer en el abismo.
En ese momento, tu cerebro busca una respuesta. Una limosna, algo para seguir agarrado a la vida. Un sutil engaño que, en condiciones normales, no habríamos sabido o querido realizar.  Un sentido a nuestra vida.

En otras palabras, cuando tomas consciencia del poco tiempo que vivirás (en relación con todo lo que hay por hacer en el mundo) tu cerebro busca la manera de conformarse con el tiempo que presumiblemente vas a tener. Acepta las condiciones actuales y, sin pararse a llorar, busca alternativas. Puesto que, en principio, no hay manera de alargar mucho ese tiempo de vida, hay que equilibrar la ecuación dándole nuevos valores a algunas de las variables.

De esta manera, y como el tiempo de vida que tenemos es más reducido de lo que quisiéramos, hay que estirarlo para tratar que dé de sí y poder condensar nuestras experiencias de modo que podamos captar la esencia de las mismas sin necesidad de vivir cientos de años. Tratar de sentir en poco tiempo las cosas importantes que nos podría llevar media vida (o la vida entera) aprender.

Así, podemos conseguir el efecto contrario al que produjo en su día tomar consciencia de la levedad de nuestra existencia.

Saber que nos faltaría tiempo en la vida para hacer todo lo que quisiéramos nos produjo decepción, desidia y tristeza. Sin embargo, disfrutar de cada momento al máximo, estirando cada minuto, nos proporcionará todo lo contrario: una agradable sensación de realización, vitalidad y felicidad.
Nos daremos cuenta, de esta forma, de que no necesitamos vivir cientos de años para hacer todo lo que queremos hacer, si sabemos apreciar lo que estamos viviendo en este momento. Rescatando otra célebre frase, disfrutar de las estrellas en lugar de llorar por no poder ver el sol.


No vamos a poder conocer todo lo que nos gustaría, se nos van a escapar muchas cosas. No vamos a poder viajar por todo el mundo, ni conocer a todas las personas increíbles que existen, ni leernos todos los libros, ni jugar a todos los juegos, ni ver todas las películas, ni hacer el amor a todas horas, ni aprender todas las artes y oficios, ni ser el niño en el bautizo y el muerto en el entierro. Es cierto, todo eso no lo podremos hacer. Nos va a faltar tiempo, y tendremos que conformarnos con una parte representativa de todo eso que nos interese.
La vida, en cierto modo, es como una colección de estampillas que nunca podremos completar porque siempre habrá alguna que no podamos conseguir.
En lugar de querer hacerlo todo, conocerlo todo y vivirlo todo, tenemos un presente, un latido de corazón. Una sensación producida por una reacción química dentro de nuestro cerebro. Átomos minúsculos e insignificantes que encierran poderosas cantidades de energía, aún por descubrir. Un segundo que puede cambiar para siempre nuestra existencia. Nuestro rumbo. Un aquí y ahora.


Y lo cierto, lo irremediablemente cierto, es que no tenemos nada más que eso.
Ya no existe el pasado, y por supuesto tampoco el futuro. El pasado existió y el futuro tal vez exista mañana, pero no están ahora. No están aquí. Ahora sólo nos tenemos a nosotros.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

LA MUERTE DE UN PADRE (ETAPAS DEL DUELO)




Todos nosotros sabemos que algún día deberemos enterrar a nuestros padres, pero el que conozcamos este hecho y el vivir esa realidad son dos cosas diferentes. Cuando un padre muere, parece como que todos los lazos que mantenías con tu infancia se han roto. Aún cuando eres un adulto y tienes hijos propios, la muerte de un padre puede destruir tu sensación de seguridad y confianza. Es, quizás, cuando por primera vez te das cuenta que ya no hay nada que se interponga entre tú y la muerte.

La persona que siempre estuvo ahí o que se suponía que debía estar para protegerte ahora se ha ido. Tú realidad ha cambiado instantáneamente. Ahora te has convertido en el protector y defensor de tu propia vida. Literalmente te has convertido en un adulto y experimentas no tan solo la muerte de un padre sino también el miedo a perder al niño que hay en ti.

El concepto de familia y los roles que tus padres ocupaban ahora deben ser llenados por alguien más. Algunas veces el determinar quien va a ser persona te agrega más estrés del que ya tienes. ¿Quién se convertirá ahora en el estabilizador de la familia? ¿Quién será la persona que socialmente reconstruirá tu mundo y que sucederá si te das cuenta de que ahora estás totalmente solo?

La sensación de dolor va a variar dependiendo de las circunstancias de la muerte, tu edad, si hay un padre sobreviviente y la salud de éste. Tú propia situación familiar, el hecho de que tengas hermanos o de que seas hijo único también van a impactar de forma diferente sobre tu sufrimiento. Entonces, ¿qué puedes hacer?

Primero, es importante permitirte expresar y experimentar todos los sentimientos que acompañan a tu sufrimiento. No tienes que ser fuerte o hacerte el mártir solamente porque eres un adulto. Las lágrimas, ya sea que sean internas o externas, no son un signo de debilidad ni una falta de fe, ya que el sufrimiento es el precio que pagamos por amar. Sé compasivo contigo mismo.

Cuando se pierde un ser querido, es normal que pasar por un proceso de duelo. Experimentar dolor por la muerte de una persona o miembro de la familia es normal. Aunque el proceso de duelo no se considera una complicación médica, hay muchas personas que pasan por diferentes etapas de duelo que experimentan dolor de distinta forma.
Según nosotros, los psicólogos existen 7 etapas del duelo y la gente se desplaza a través de estas etapas de manera diferente.  Las etapas son de choque, negación, culpabilidad, miedo, ira, depresión y finalmente la aceptación de la muerte.

Hay formas de moverse a través de las 7 etapas de dolor, cada persona reacciona distinto al enterarse de la muerte de un ser querido, voy a explicar un poco cada una:
Choque: es una forma de mecanismo psicológico que protege a una persona. Cuando una persona está en estado de shock, él o ella funciona normalmente durante un tiempo hasta que la realidad establece que en un ser querido ya no está allí. Hay personas que parecen no reaccionar, no lloran, actúan como si nada hubiera pasado, ésto se debe a que se encuentran en esa fase. Tarde o temprano la persona se verá quebrada e iniciará a manifestar el dolor acumulado.

La negación es considerada como el primer paso en el proceso de duelo y la mayoría de la gente cree que choque y la negación son una misma cosa. Pero no lo es, hay quienes inician el duelo en esta etapa, pero habrán quienes inicien con la etapa de choque. Esta es la etapa cuando una persona no va a aceptar que un ser querido ha fallecido. Este es un sentimiento natural. Cuando a una persona le dan la noticia de que la persona ha fallecido pueden reaccionar diciendo que no es cierto, que es una mala broma, etc.

•La culpa es normal durante el proceso de duelo porque una persona piensa automáticamente que él o ella no hace lo suficiente o podría haber hecho las cosas de manera diferente para evitar la muerte de un ser querido. Hay quienes piensan que la forma en que se despidieron de su ser querido no era la mejor, que se quedaron peleando, o peor aún, llegan a pensar que tuvieron que ver indirectamente en la muerte de la persona que ha fallecido.

•Después viene el miedo y es cuando la persona comienza a sentirse inseguro, es más evidente en los niños que los adultos.
•Sensación de rabia o enojo es parte normal de duelo. Muchos psicólogos consideran que esta etapa es una de las más importantes etapas en el proceso de duelo, ya que ayuda a la persona para moverse más cerca de aceptar la muerte del ser querido. Esta ira es generalmente dirigido a la gente y no hacia la persona fallecida.

•La depresión es algo normal que todas las personas pasan durante el duelo. Se sienten como si la vida no vale la pena vivir y síntomas de la depresión no debe tomarse a la ligera. En esta etapa una persona sufre de insomnio, falta de apetito, y no tienen ninguna concentración.

•La última etapa del duelo es la aceptación , cuando una persona aprende a hacer frente a la muerte de un ser querido. Esta es la etapa cuando la persona acepta finalmente que la pérdida es permanente y cuando una persona llega a esta etapa, se inicia el proceso de curación.
 
DEDICADO ESPECIALMENTE A VIC, POR ESTE DOLOR TAN GRANDE QUE ESTA VIVIENDO, Y ESPERANDO QUE MIS CONOCIMIENTOS DE PSICOLOGÍA PUEDAN AYUDARLE A SUPERAR ESTA DIFÍCIL SITUACION.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

LA AUTOFIDELIDAD


Este es un término poco utilizado, ya que la mayoría de las veces pensamos que la fidelidad sólo se refiere al hecho de no traicionar a otras personas, pero lo cierto es que también existe la fidelidad con uno mismo, se trata de la autofidelidad.
Todas las personas podemos desarrollar la autofidelidad, e incluso llegar a identificar aquellos aspectos de nosotros mismos que nos impiden ser lo que queremos ser y hacer. Es el valor que nos hace ser personas de una sola pieza, actuando siempre de acuerdo con nuestros principios y valores. En definitiva, la autofidelidad es la firmeza personal con respecto a nuestros propios valores y creencias. El concepto de valor tiene que ver con lo que hace que un hombre sea ser humano, sin lo cual perdería la humanidad o parte de ella. El valor se refiere a una excelencia o a una perfección. Por ejemplo, se considera un valor decir la verdad y ser honesto; ser sincero en vez de ser falso. Sin embargo acá no se trata de ser fiel a alguien mas, se trata de ser fiel a nuestros propios sentimientos y pensamientos.

La autofidelidad es la conducta correcta que debemos mantener en todo momento, basada en lo que queremos y lo que hacemos, es actuar con autenticidad en todas las actividades que desempeñamos y ser fiel con nosotros mismos como seres humanos.

Con esta forma de ser podemos ser capaces de cumplir con mayor eficacia nuestras obligaciones, ser honesto y responsable en todos los aspectos de nuestra vida, pero sobre todo sin traicionar nuestras propias creencias y principios. La autofidelidad fortalece nuestras relaciones personales, nos construye como seres humanos, nos ayuda a ser sinceros, confiables y nos impulsa a ejercer un liderazgo positivo sobre nosotros mismos. La autofidelidad es un medio para fortalecer nuestro carácter, desarrollar la prudencia y un comportamiento verdaderamente auténtico ante nosotros mismos y ante los demás.

Como existe la autofidelidad, también existe la autoinfidelidad, que significa ir en contra de nuestros principios, violando nuestros verdaderos valores como seres humanos. En primera instancia, el problema de ser infiel consigo mismo es que somos muy susceptibles a la influencia de otras personas y lugares a los que asistimos; por temor callamos, evitamos contradecir la opinión equivocada o definitivamente hacemos lo posible por comportarnos según el ambiente para no quedar mal ante nadie. No es posible formar nuestro propio criterio y carácter, si no somos capaces de defender los principios que rigen nuestra vida. Lo mejor es mantenerse firme, ser auténtico aún a costa del cargo, opinión o amistad que aparentemente está en juego. Claro que también hay que ponerse en los zapatos ajenos y hay que intentar decir las cosas sin herir a nadie, de hecho, se puede ser sincero sin lastimar a otras personas, pero lo que hay que controlar es no ir en contra de nosotros mismos con el objeto de complacer a otros.Podemos suponer que actuando sobre la base de nuestras propias convicciones basta para ser fieles a nosotros mismos. La autofidelidad exige firmeza, es la sinceridad con uno mismo, es conocerse tal cual uno es y no olvidar la franqueza, que es simplemente la apertura y receptividad ante nuevos conocimientos, nuevas ideas y la capacidad que tenemos para cambiar.
A veces exigimos fidelidad de los demás cuando pensamos recibir un justo salario, colaboración por parte de los compañeros de trabajo, que nos procuren atenciones en casa, la lealtad y ayuda de los amigos. Pero esto debe llevarnos a reflexionar si trabajamos con intensidad y en equipo, si correspondemos con creces a los cuidados que recibimos en casa, si somos leales y si damos lo suficiente en nuestro trabajo.

REVISA TU AUTOFIDELIDAD:
 
Para saber con claridad si somos realmente fieles con nosotros mismos, es necesario saber con exactitud cómo está nuestra autofidelidad. Te sugiero que tomes un lápiz y papel para que comiences a reflexionar con lo siguiente:

* Examina si tus actitudes y palabras no cambian radicalmente según el lugar y las personas con quien estés. Asegúrate que en todo lugar todos tengan la misma imagen y opinión acerca de ti.

* Piensa que la fidelidad que exiges de los demás tenga la misma proporción de tu autofidelidad.

* Se prudente para elegir amistades, lugares y eventos. Así no tendrás que esconderte, mentir y comportarte en forma contraria a tus principios.

* Evita hacer trampa o cumplir con tus obligaciones a medias. Aunque sea lo más fácil y nadie se percate de ello por el momento.

* Revisa si lo que dices y haces se corresponde con lo piensas y sientes.


EL AUTOCONOCIMIENTO:
Es muy difícil que una persona sea fiel a sí misma si no sabe quién es, si no tiene claras sus metas en la vida, sus deseos o su vocación. Si nos preguntamos qué es lo que hace que nuestra vida tenga sentido, la respuesta a esta pregunta está en nuestro propio interior, en el lugar donde se encuentra nuestra verdadera esencia como ser humano, nuestro yo más profundo, nuestra vocación, la fuente de nuestra vitalidad y la fuerza que nos empuja en una dirección determinada. Si no sabemos nada sobre nosotros mismos, no podemos conocernos lo necesario, es algo así como no conocer nuestra propia identidad. Cuando lo que hacemos con nuestra vida está de acuerdo con nuestro verdadero yo y estamos totalmente comprometidos con lo que hacemos, es entonces cuando nos sentimos más vivos y auténticos que nunca, porque nos estamos permitiendo ser quienes realmente somos y a expresarnos con toda nuestra intensidad.

La clave realmente está cuando comienzas a conocerte lo suficiente como para descubrir tu verdadera naturaleza y vocación, después es necesario luchar por realizarte de acuerdo con tu propio yo.

Comienza por afrontar tus sentimientos y hazte preguntas a ti mismo como por ejemplo; ¿Qué hago?, ¿Qué pienso?, ¿Qué siento?, ¿Qué quiero en realidad?

Saber responder a estas cuatro preguntas es fundamental porque nos ayuda a conectarnos con nosotros mismos, con nuestra propia esencia. Tenemos que aprender a estar en contacto con nuestros verdaderos sentimientos, reconocerlos, aceptarlos y trabajar con ellos para poder conocernos y saber valorarnos, esto nos lleva a la autofidelidad. Eso supone analizarnos a nosotros mismos, pensar e interpretar nuestro comportamiento.



jueves, 2 de septiembre de 2010

El eneagrama "Los 9 estilos de personalidad"


Existen miles de pruebas psicológicas que podemos realizarnos para conocer nuestra personalidad, existen aquellas bajadas del intenet que nos muestran hasta un 16PF, hasta aquellas personalizadas por las cuales pagarías una fortuna. Durante el tiempo que he estudiado psicología y que he realizado pruebas al menos a unas 500 personas, he descubierto que existe una teoría de personalidad llamada "Eneagrama", la cual describe 9 tipos de personalidad, y que por mi experiencia, es la prueba mas exacta que nos ayuda a profundizar en nuestro "Yo"interno

Considero que la mejor forma de describir el eneagrama sería sistema de desarrollo humano que contempla Nueve Estilos Básicos de personalidad y sus distintas interrelaciones. Es muy útil para identificar y clarificar nuestro funcionamiento psicológico además de ser utilizado como un método de auto-observación y estudio dentro de un contexto psicológico, o de un trabajo de realización personal y espiritual. En ese sentido, para nosotros, es una herramienta psico-espiritual que si bien puede utilizarse solamente a nivel psicológico proporcionando un mayor nivel de funcionalidad, satisfacción personal y adaptación al medio su alcance es mucho más profundo, sirviéndonos de guía hacia los niveles más profundos del Ser.

Existen 9 tipos de personalidades básicas, aunque cada persona es única, a groso modo podría decirse algunas cosas comunes son las siguientes:

1. PERFECCIONISTA.- Son personas que reprimen su IRA, pues no la consideran una cualidad perfecta. Buscan la perfección y hablan en términos de bien / mal.

2. AYUDADOR.- Son personas que fingen humildad para tapar un profundo ORGULLO. Es el tipo de personalidad que requiere sentirse necesitada. Dan fingiendo no esperar, pero precisan agradecimiento.

3. EXITOSO.- Son máscara pura. Se desarrollan en función de brillar para el resto de personas. Una profunda VANIDAD. Están muy identificados con su trabajo, y suelen conseguir lo que se proponen, brillando en ello.

4. INDIVIDUALISTA.- Su compulsión más profunda es la ENVIDIA. Están muy pendientes de los demás, y creen que nunca tendrán aquello de lo que carecen. Enganchados al pasado.

5. INVESTIGADOR.- Científicos de gran profundidad, son muy ascetas. Los observadores por antonomasia. se caracterizan por la AVARICIA, porque no saldrán de su escondite hasta estar bien seguros de que tendrán suficiente energía. Muy autosuficientes.

6. DUDOSO.- Se basan en el MIEDO. Suelen imaginar siempre los peores escenarios. Buscan la autoridad y al tiempo huyen de ella. Fingidores de autoconfianza, que oculta un profundo miedo por lo que les pudiera pasar.

7 ENTUSIASTA.- Huyen del presente, planificando futuros, y lo hacen constantemente. La GULA de experiencias en la vida. Como no se quieren perder nada, no profundizan tampoco en nada. Máscara de alegría, evitan el dolor en todas sus formas.

8. EL LIDER.- Se basan en la LUJURIA, mucha autoconfianza, van por la vida avasallando y teniendo muy claro lo que desean. Fuerte personalidad, y defensores de " los suyos " ( el padrino ).

9. EL PACIFICADOR.- Son la PEREZA. Se funden con el entorno y les cuesta mucho expresar sus necesidades. Entienden todas las opciones y es muy difícil discutir con ellos, pues evitan como pueden el conflicto.

El eneagrama es una herramienta fácil de estudiar, de encontrar y de utilizar, si lees estas descripciones arriba mencionadas fácilmente puedes identificarte con alguna de ellas, aunque hace falta investigar un poco para lograr comprender la personalidad que predomina en cada uno de nosotros.