Google+ Followers

lunes, 15 de noviembre de 2010

DEPRESION DE FIN DE AÑO


Las fiestas de fin de año son "En teoría" la época mas linda del año, una época de reconciliación, de unión, de volver a ver a las personas con quienes perdemos contacto a lo largo del año, convivios, bodas, etc. Se supone que es la época de mayor felicidad, pero ¿Que pasa cuando alguien no tiene todo aquello que lo haría sentirse feliz? ¿Que pasa cuando ha tenido alguna pérdida o algo más le afecta en estas fechas?

Para responder a esta pregunta, debo decir que no suelen faltar razones.

Por un lado, tenemos la incitación al consumo casi desenfrenado, un bombardeo publicitario que nos termina recordando que siempre nos olvidaremos de comprar algún regalo. Lo cual nos hace pensar en los gastos en los que debemos incurrir para cumplir con las personas que queremos, cuando en realidad nos alejamos del verdadero sentido de las fiestas.

Estas fechas suelen también traer recuerdos de nuestra infancia y/o adolescencia, cuando teníamos menos responsabilidades y se hacían los festejos en familia, quizás con miembros que ya no están o con amigos que, por diversas razones, ya no compartimos esos momentos. Las imágenes que muestran las publicidades de familias felices alrededor de la mesa, no siempre son posibles, mas cuando el núcleo familiar ha ido  cambiando con el correr de los años. Es imposible para las personas que han perdido algún ser querido evitar recordarlo, lo cual les genera tristeza y ansiedad a medida que se acercan estas fechas.

Por otro lado, tenemos las metas no alcanzadas, aquellas cosas que nos propusimos hacer y vemos como el año termina y no se han cumplido, y a veces están lejos de poder terminarse, lo que agrega presión adicional. Suele ser bastante común que haciendo un balance de lo hecho y de lo pendiente la gente se concentre más en lo negativo que en cualquier logro alcanzado.

También puedo decri que  mucha gente parece tensionarse aún más en las reuniones familiares, ya sea porque desean aislarse o porque se ven obligadas a asistir a reuniones con parientes que suelen ver solo para estas fechas. La situación se complica cuando los familiares inician a cuestionar sobre situaciones incómodas "¿Al fin conseguiste un trabajo donde ganaras mejor? ¿Dejaste a ese tu novio que tenías? ¿Por que ya no seguiste en la universidad? ¿El padre de tu bebé se hará responsable por tu embarazo? asi podria citar miles de ejemplos. La tensión causada por este tipo de presiones suele desatar la depresión por todo lo que tal vez alardeamos de más o pensamos que fácilmente conseguiríamos, tener que enfrentar el fracaso.

La lejanía de amigos y familiares, sobre todo entre inmigrantes, suele ser un motivo de una profunda tristeza para estas épocas.

Los motivos son muchos más, y dependen de cultura a cultura, de país a país, pero lo que describí arriba suele ser los más comun. ¿Qué se recomienda?

Bueno, en primer lugar tratar en la medida de lo posible de no aislarse, y si se está solo averiguar si existen centros que puedan requerir de nuestra ayuda para estas fechas clave, ya que ayudando a otros, nos ayudamos a mostros mismos. Si perdimos algún familiar o amigo, sería más que ventajoso recordarlo en los mejores momentos, y todo lo bueno que pasamos con ellos, la mera tristeza no lo traerá a la vida ni nos ayudará a nosotros en ningún sentido. Si se trata de familiares o amigos que están lejos, bueno, con las facilidades que nos da internet se podría, si es posible, acordar un horario en el que podamos chatear o hablar con ellos para tener al menos un contacto que disminuya la angustia de su ausencia. Si es por el tema económico, por la falta o simplicidad de regalos, más vale estar melancólico un par de días que endeudado medio año, piensen bien antes de quedar con las cuentas en rojo.

Por lo demás, yo entro en alguna que otra categoría de las de arriba, y no me considero depresivo en lo absoluto, se que varios de los que  lean  ésto estarán igual, o sabrán comprender, pero es normal, somos humanos.

¡Felices Fiestas! En la medida de lo posible