Google+ Followers

lunes, 12 de noviembre de 2012

CODEPENDENCIA AFECTIVA ¿DEPENDES DEL AMOR DE LOS DEMAS?



Así como existen grupos de Alcohólicos Anónimos, Neuróticos, y una gran cantidad de grupos de apoyo, existe también un grupo menos conocido que se llama "Codependientes anónimos".
Muchos podrían pensar que realmente necesitarían ser masoquistas para necesitar este tipo de ayuda. Les tengo una noticia: La dependencia afectiva es un síntoma común. Muchas personas dependen del afecto de los demás para poder estar bien. Cuando la persona que es objeto de su apego se encuentra lejos o no les presta la atención que creen merecer, empiezan a sentirse mal, no piensan en otra cosa que sea la persona de la cual dependen. 
Aunque no lo creas, no solamente le pasa a las mujeres, quienes  generalmente se involucran con hombres  inaccesibles, fríos, poco demostrativos y por lo tanto le generan una dependencia afectiva  aún mayor.  Los hombres no están exentos, llegan a obsesionarse con una mujer que no les hace caso, ya que los hace sentir como que nunca pueden conquistarla y el resultado es una gran codependencia.
Estas personas cuando creen enamorarse, se vuelcan en cuerpo y alma al cuidado del ser amado, viven para él, se desviven, se desvelan, quieren hacer todo por él y se olvidan de sí mismas.
En esta situación las personas dejan de lado los propios intereses satisfacciones y hasta los propios deseos, con tal de complacer a la pareja y vivir por él.
Es lógico pensar que este tipo de relación deja un vacío cada vez más intenso en la persona que delega al otro su felicidad, y se genera un monto de angustia y ansiedad cada vez más elevado.
Muchas veces estas personas imaginan que con  sexo pueden lograr esa felicidad que desean, pero en realidad sirve solamente para una descarga física y resulta que  la necesidad psicológica de ser amada, aceptada, valorada  y reconocida sigue siempre en pie. (increíble pero cierto)
Es verdad que muchas personas hacen depender su autoestima del amor de otra persona en la vida adulta y sobre todo en la pareja. Para estas personas su autoestima no depende del logro personal sino del ser amada, como todos hoy sabemos esta baja autoestima proviene de la primera infancia.
Cuando en la infancia existen carencias afectivas y no están satisfechas las necesidades básicas de amor y afecto, estas generan un vacío y una necesidad de experimentar un amor que le dé a la persona el valor de sí misma.
Cuando una persona identifica que tiene este tipo de dependencia afectiva de la pareja, amigos, familiares, jefes, es necesario que asista con un psicólogo  para identificar bien los motivos y necesidades personales para poder superar ese conflicto y tener una mejor calidad de vida.
Ahora, es el momento de analizar si eres una persona codependiente, a veces creemos que el amor nos hace depender afectivamente de una persona, pero en realidad, no es mas que esa falta de afecto y amor hacia nosotros mismos, si te has identificado con las características que mencioné, es importante que busques un grupo de apoyo y te des cuenta del daño que te haces a ti mismo.
Nunca es tarde para empezar un nuevo camino.

No hay comentarios: