Google+ Followers

martes, 28 de febrero de 2012

MAL HUMOR¡¡ AYUDA URGENTE POR FAVOR¡¡


Es increible la cantidad de personas que lo padecen, es casi imposible decir que nunca padecemos de mal humor, sin embargo ¿Que tan seguido te pasa? Porque si el mal humor es cada vez una parte mas de tu vida cotidiana, debes saber que Despertarse de mal humor y estar siempre de mal humor trae consecuencias sobre tu cuerpo y tu mente que debes evitar. Para cambiar el humor existen remedios contra el mal humor, que te ayudarán a eliminar sus síntomas. Aprende cómo curar tu mal humor y vuelve a sonreir.
El mal humor puede deberse a diferentes causas y no es raro que vaya acompañado de alguno o varios de otros síntomas como la ansiedad el estrés , la depresión o el miedo. Despertarse de mal humor es la peor forma de comenzar el día, sin embargo miles de personas a diario, tienen que vencer el mal humor, para enfrentar el día con una sonrisa.

No obstante, cambiar el mal humor en buen humor, puede ser tan sólo una cuestión de actitud. Contra los síntomas del mal humor, el mejor remedio suele ser ponerle más humor a la vida, para calmar la irritabilidad y el cansancio. Estar siempre de mal humor no beneficia ni a tu cuerpo, ni a tu mente y tarde o temprano, sentirás las consecuencias.

Por tal motivo, ante un repentino mal humor, lo mejor que puedes hacer es indagar sus causas para eliminar los motivos que lo provocan y controlar tu mal humor. Sin embargo, si cambiar las circunstancias que te irritan está fuera de tu control, de nada servirá agravar la situación con tu mal humor. Es el momento de recurrir a tu sentido del humor y a tus energías positivas para superar la crisis.

Por otra parte, no sólo tú eres el que está de mal humor, otras personas a tu alrededor pueden compartir tu estado de ánimo. Quizás no logres controlar tu mal humor y el de los demás en una semana, pero hay cosas que puedes comenzar a hacer ya mismo para intentarlo.

Mírate en el espejo y sonríete. Nadie gusta de la gente malhumorada, comienza por gustarte a tí mismo y descubrirás el secreto de la felicidad, que encierras en tu interior. Salir a la calle para descubrir otro mundo puede ser una buena estrategia.

Reserva tiempo para hacer algo que te guste y que te ayude a recuperar la armonía perdida. Un paseo divertido o actividades como el yoga, el ejercicio, cocinar, etc.  pueden colaborar a que reencuentres el equilibrio.
CONSEJOS PARA CAMBIAR DE HUMOR:
  1. Cambia tu posición corporal.

    Mira al frente y ligeramente inclinado hacia arriba. Así saldrás del ensimismamiento interno, de ese diálogo contigo para encararte con el mundo exterior.

    Yo me lo repito cada día, si miras hacia arriba es difícil estar enfadado o triste. Puedes hacer una prueba muy rápida de ello cuando veas a un niño llorar, anímale a mirar al techo y podrás confirmar que deja el llanto. La razón es que para el cerebro son dos acciones incompatibles. Por tanto si miras arriba, la anterior emoción desaparece. (Increible pero cierto)
  2. Cambia tu lenguaje.

    Sustituye tus expresiones por un lenguaje positivo dentro de las circunstancias. Busca palabras de poder para ti. Escribe algo en un papel si es necesario. Puedes repetirlas varias veces.

    Además, es importante que hables de ti en primera persona, así el impacto es mayor. Algunas de esas frases pueden ser:

    "Yo puedo afrontar esta situación"

    "Yo tengo la capacidad para crearme nuevas oportunidades"

    "Ya he demostrado que puedo hacerlo en otras ocasiones"

    "Voy a aprender de esto y mejorarlo la próxima vez"
  3. Genera buenas sensaciones dentro de ti.

    En este caso se trata de traerte al momento presente emociones y sensaciones agradables para ti. Para ello puedes recordar algún hecho muy positivo y trata de recordar qué sentías, qué oías, incluso, qué olías y rememorar ahora.

    También, si dispones de algún tiempo más, puedes ponerte una música que te motive, una escena de una película. Cualquier cosa que suba tu nivel de energía será bienvenida.
Modifica tu conducta con estos 3 pasos de forma rápida y práctica. Pruébalo y déjame saber los resultados.