UN VERDADERO CAMBIO DE VIDA, ES POSIBLE?



Este ha sido uno de los temas mas difíciles sobre los cuales he escrito y esque se trata de un cambio de vida verdadero, no es un tema fácil y es que tropezamos con la misma piedra, repitiendo errores, transitando caminos sin salida y llevando una existencia insatisfactoria. Nuestros sueños siguen rezagados. Nos gustaría vivir con plenitud y bienestar. Transformar nuestra vida es posible, pero no sabemos como hacerlos, solo pasamos deseando que nuestra vida sea distinta, pocos casos llamaron mi atención:
 
Isabel, una médica endocrinóloga de 43 años, dejó su hospital para ingresar en un monasterio como monja de clausura. Kim, un profesor de secundaria, se operó para transformarse en mujer. A los 47 años, Miguel dejó su restaurante en una gran ciudad para reconstruir casas en un pueblo abandonado. Clara era juez y fiscal y ahora es bailarina y profesora de danzas.

Llegó un momento en sus vidas que dijeron "hasta aquí hemos llegado", y decidieron volver a empezar, haciendo borrón y cuenta nueva. No les bastaba con dar pequeños retoques a su existencia, sino que emprendieron cambios radicales. Tampoco fueron saltos al azar, sino decisiones tomadas con valentía, que los llevaron a dar un giro de 180 grados. Buscaban la felicidad y la encontraron. 
Unos cambian de sexo, de país; otros de cultura, de religión, algunos modifican su profesión o actividad, ante la sorpresa  de quienes les rodean. Los cambios son decisiones difíciles de tomar, pero cuando se producen, los primeros sorprendidos son los propios protagonistas, increíble pero cierto. 

¿Romper con todo e iniciar una nueva vida? A todos se nos ha pasado por la cabeza, cuando la rutina o el estrés empiezan a desgastar nuestro entusiasmo. Los casos reales de Isabel, Kim, Miguel y Clara muestran que se puede hacer borrón y cuenta nueva, pero antes conviene saber quién es uno de verdad.
aunque muchas veces la satisfacción con la vida no requiere giros tan radicales, sino que basta con introducir algunos cambios para elevar el bienestar y dar más sentido a nuestro día a día.
Pero cambiar de vida es difícil a cualquier edad. La rutina y los compromisos ocultan la posibilidad de dar un giro radical. La inercia, las obligaciones familiares, la ilusión de seguridad y lo difícil que es conseguir un empleo son piedras en el camino del cambio, por no hablar del miedo que implica todo golpe repentino.
Pese a todo, se puede cambiar de rumbo para dejar a atrás la insatisfacción y el malestar, si se efectúa una reflexión profunda y se siguen los pasos adecuados.

Cada vez más gente siente que su forma de vivir ha caído en una inercia que le ocasiona una sensación de agobio, de falta de control sobre el propio destino, y de haber equivocado el camino. Cuando el malestar es elevado, la persona se siente atrapada en una realidad que no ha elegido y desea un cambio radical que le procure una vida más acorde con sus sueños y deseos
Ante un cambio vital, el primer paso consiste en analizar las actitudes  que se han mantenido y sus causas, ya que es en estas inseguridades, conductas de elevado acomodamiento o temores donde hay que introducir los cambios radicales. Cambiar las formas, sin cambiar el fondo sólo conduce al mismo lugar.

Al aspirar a un cambio que aporte una vida gratificante se puede caer en el error de imaginar un paraíso que sólo está en la propia imaginación, a idealizar el futuro perdiendo de vista la realidad. Cuánto más se aleje el proyecto de cambio de las posibilidades reales y objetivas, más cerca se estará del desencanto.

En la mente de quien se halla agobiado por las circunstancias puede germinar la idea de desaparecer y abandonar todo para empezar de nuevo, como el caso de quien deja un trabajo en la ciudad para marcharse a una aldea, de manera irreflexiva. Pero cuando escapamos de los conflictos, éstos suelen atraparnos de nuevo. Es más eficaz tratar de enfrentarse a ellos con valentía.
Otro error consiste en cambiar todo para que nada cambie. Es el caso de quien cambia de empleo por expectativas, como “disponer de más tiempo, estar en un ambiente más agradable o dedicarse a lo que tanto le gusta”, cuando en realidad, su malestar no se originaba en el trabajo, sino que estaba dentro de sí mismo, y se asentaba en una serie de hábitos que lo sumían en la rutina.
La mejor meta, la base de todo cambio, consiste en un viaje interior para descubrirse a uno mismo, reencontrarse con la propia identidad, con la propia naturaleza más profunda.

Según la psicóloga y psicoanalista española Marga Pascual, “si después de pensarlo, cree que la distancia entre lo que desea y su realidad es enorme, entonces es candidato a un cambio. Pero un cambio bien logrado no es una demolición, sino una evolución, que salva lo salvable y mejora lo mejorable”.

Para ello conviene concretar las metas y diseñar un plan preciso para conseguirlas; hay que ser realista, creativo, consecuente y flexible, pero sin improvisar. Tampoco hay que autoengañarse ni contentarse con trasladar el malestar a otro punto geográfico o a otro grupo de personas.
La mejor meta, la base de todo cambio, consiste en un viaje interior para descubrirse a uno mismo, reencontrarse con la propia identidad, con la propia naturaleza más profunda.

Según la psicóloga y psicoanalista española Marga Pascual, “si después de pensarlo, cree que la distancia entre lo que desea y su realidad es enorme, entonces es candidato a un cambio. Pero un cambio bien logrado no es una demolición, sino una evolución, que salva lo salvable y mejora lo mejorable”. (me encantó ese análisis)

Para ello conviene concretar las metas y diseñar un plan preciso para conseguirlas; hay que ser realista, creativo, consecuente y flexible, pero sin improvisar. Tampoco hay que autoengañarse ni contentarse con trasladar el malestar a otro punto geográfico.
paración.
Si has decidido dar un giro radical, debes prepararlo bien. Concédete tiempo para conocerte a fondo y sopesar tu situación, y madurar tus deseos reales de cambiar. La ansiedad es un estímulo pero puede bloquear la capacidad de pensar. Analiza tus recursos, se autónomo y apuesta por tu capacidad de desarrollar recursos propios que te ayuden a vencer los problemas que en sí, conlleva  todo cambio: adaptabilidad, creatividad o capacidad económica.

Planificación. El proyecto debe ser realista, sensato y acorde a tus posibilidades.
Comprobación. Habla largamente de tu proyecto con tus amigos y familiares; explícales las expectativas que te mueven, los resultados o mejoras en tu vida que esperas obtener. A medida que las expongas a los demás, tus ilusiones irán tomando cuerpo, y percibirás los fallos, olvidos o zonas oscuras, y ello te obligará a ser más meticuloso. Algunos intentarán disuadirte, para lo cual deberán darle argumentos sólidos que quizá no hayas considerado (este es un paso importante porque muchos no creerán en tí o te dirán que no puedes, es momento de hacer valer lo que realmente te dice tu corazón)
Precauciones. Cambiar de vida no es una iniciativa  sin riesgos. Deja una puerta abierta a la rectificación, por si fuera necesario. Cubrir riesgos y aceptar la posibilidad de equivocarse o de que los cálculos hayan sido demasiado optimistas, debe verse como una condición indispensable para aprender de los propios errores y poder así plantearse otras alternativas y proyectos, que tengan más garantías de éxito, en el futuro.  
Acción. Es hora de pasar de la teoría a la práctica, armados de paciencia y perseverancia. Si tienes en cuenta las pautas anteriores, y no te dejas llevar demasiado por los impulsos y la improvisación, tienes muchas posibilidades de dar el giro esperado a tu propia vida. .











Comentarios

angeles ha dicho que…
me ha encantadooooooooo!! me he sentido tan reflejada, yo siento desde hace un tiempo y cada dia de una forma mas clara, que mi vida necesita un cambio, para sanar mi alma mi espiritu y como ende mi cuerpo que es donde se manifiesta todo mi conflicto interno.
como? no lo se bien...con pequeñas cosas quiza. lo que si estoy segura es de que mi recuperacion tanto fisica como espiritual esta en camino. lo presiento

un abrazo
angeles
Luis ha dicho que…
Me agrado mucho , y compato lo que una vez alguien me dijo:
"No esperes resultados diferentes si sigues actuando de la misma manera"....

abrazos

luis

Entradas populares de este blog

LA MUERTE DE UNA MADRE ¿COMO SE SUPERA?

¿COMO ACCEDER A LA MENTE DE OTRA PERSONA?

LA MUERTE DE UN PADRE (ETAPAS DEL DUELO)