EL PLACER DE LA SOLEDAD


El ser humano es un ser social, basta con ver las películas sobre hombres que se han quedado solos en el mundo y la forma en que enloquecen con el pasar del tiempo. Es importante nuestra convivencia con los demás, pero algo que no nos enseñan es a dejar de lado el apego y disfrutar de nuestro tiempo a solas. Creemos que sino estamos con alguien la gente pensará mal de nosotros, nos da pena ir a almorzar solos o bien, cuando tenemos un rato a solas estamos chequeando continuamente el teléfono. No nos paramos a disfrutar de la soledad y de nuestros pensamientos. He aprendido que  cultivando la soledad vamos limpiándonos de las cicatrices del Ego, vamos descubriendo lo bueno que existe en la vida, vamos reevaluando lo importante por sobre lo urgente, vamos redefiniendo nuestro camino en la vida, vamos identificándonos con nuestro propio yo y creando nuestra verdadera identidad. De paso, comenzamos a vivir nuestra verdadera vida y a dejar atrás las vidas ajenas e impuestas. Pero no es un camino fácil, está lleno de dificultades y las piedras dificultan el avanzar.
He experimentado que el hecho de cultivar la soledad nos hace ir quedándonos solos. Ya los amigos, las relaciones, los vecinos, incluso los amores no son los mismos. Adquieren otras caras, otros contornos. Aparecen facetas que antes no percibíamos y que las dábamos por hechas , sin embargo al alejarnos del entorno, el entorno también se aleja de nosotros. ¿A quiénes vamos conociendo? A otros seres iguales que nosotros, que buscan lo mismo que nosotros, y que también viven en sus propias soledades.
¿Es que buscar la soledad para auto conocernos implica dejar el mundo? No. En absoluto. Sigo siendo exactamente la misma de siempre en lo social, alegre y amiguera, debo aclarar que trabajo como Directora de Recursos Humanos por lo que todo el tiempo en el trabajo estoy rodeada de gente que necesita algo de mi, y disfruto compartir con las personas, trato de dar lo mejor de mi para que se sientan bien y ayudarles, pero he notado cambios en lo personal: La soledad me ha hecho ser más sabia. El cuestionarlo todo me hace ser prudente, me hace minimizar mis errores, me hace mirar al mundo con otros ojos. Y me hace aislarme de ese mundo, porque el mundo que va construyendo el hombre solo es también un mundo solo. La realidad que uno crea, en lo personal, es una realidad solitaria aunque socialmente sea distinta. Es un precio que solamente se conoce cuando uno emprende este camino; no sale en los libros. Es algo que se aprende con mucha disciplina. He aprendido a disfrutar los momentos de soledad y a buscarlos.
¿Vale la pena? Mirando en retrospectiva, diría que sí. Puede sonar frío e impersonal eso de “la realidad es lo que es y no lo que parece” pero es al mismo tiempo un grato descubrimiento. Conceptos tales como bondad, compasión, justicia, adquieren otro significado, más pleno, no hipócrita como lo era antes de cultivar este hábito.  El mismo amor tiene un significado más pleno. Todo adquiere otra categoría de vida, Es un renacer. La misma naturaleza es otra, se ven cosas que antes no notaba, se me muestra en todo su esplendor, con colores más vívidos y sonidos más cristalinos. Mi misma consciencia ha aumentado su capacidad intuitiva y he aprendido a disfrutar los jardines cuando voy al trabajo, he aprendido a disfrutar la comida, a disfrutar de mis propios pensamientos. Soy otra, en realidad, y lo principal es que lo percibo. Me siento más libre. Todos los días recibo correos de personas que leen mi blog y una persona en especial me pidió que escribiera sobre éste tema, porque no era capaz de disfrutar de su vida cuando no está rodeado de otras personas, por eso decidí escribir sobre esta nueva faceta que decidí iniciar hace ya algún tiempo y que ha cambiado mi vida de una manera que antes no imaginaba posible.
Vale la pena tomarse un tiempo al día para disfrutar de nuestros propios pensamientos, para dejar de lado el apego y callar la mente, callarla sin ningún pensamiento, callarla sin ninguna aflicción, solo dejar que los pensamientos pasen, sin ponerles importancia, vale la pena volvernos conscientes de nuestros propios sentimientos, de nuestro verdadero ser. Los resultados serán buenos porque pronto nos veremos libres de toda aflicción.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿COMO ACCEDER A LA MENTE DE OTRA PERSONA?

LA MUERTE DE UN PADRE (ETAPAS DEL DUELO)

LA MUERTE DE UNA MADRE ¿COMO SE SUPERA?