Google+ Followers

sábado, 29 de septiembre de 2012

CONTROLANDO MI EGO



Erase una vez....un científico que descubrió el arte de reproducirse a sí mismo tan perfectamente que resultaba imposible distinguir el original de la reproducción.

Un día se enteró de que andaba buscándole el Ángel de la Muerte, y entonces hizo doce copias de sí mismo.
El ángel no sabía cómo averiguar cuál de los trece ejemplares que tenía ante sí era el científico, de modo que los dejó a todos en paz y regresó al cielo.
Pero no por mucho tiempo, porque, como era un experto en la naturaleza humana, se le ocurrió una ingeniosa estratagema.
Regresó de nuevo y dijo: "Debe de ser usted un genio, señor, para haber logrado tan perfectas reproducciones de sí mismo, sin embargo, he descubierto que su obra tiene un defecto, un único y minúsculo defecto".

El científico pegó un salto y gritó: "¡Imposible! ¿Dónde está el defecto?".
"Justamente aquí", respondió el ángel mientras tomaba al científico de entre sus reproducciones y se lo llevaba consigo. "Todo lo que hace falta para descubrir al 'ego' es una palabra de adulación o de crítica".


Hace unos dias, estaba opinando en un foro de temas varios, de pronto salio un tema a la luz: EL EGO  (Ese maldito ego que no  nos deja avanzar decía un amigo), y es que en realidad, es un tema del cual, nos gusta hablar cuando nos referimos a alguien mas, alguien que no sea uno mismo. ¿Saben algo? Una persona tiene que pasar a través de él y trascenderlo para distinguir lo que en verdad es realmente. (Aunque no lo crean, es uno de los pasos para llegar a la cima de la pirámide de necesidades de Maslow: la autorealizacion)
Primero se debe conocer lo que no es verdadero, encontrar lo que es falso. Y es mediante ese encuentro cuando nos volvemos capaces de conocer la verdad. Si conocemos lo falso como falso, la verdad despertará en nosotros. El ego es una necesidad social, hablemos lo que es..todo el mundo refleja actitudes egoístas. A la sociedad no le interesa que nos conozcamos a nosotros mismos.
La sociedad forma un ego, porque el ego puede ser controlado y manipulado. Nadie ha escuchado nunca que la sociedad pueda controlar al SER: eso no es posible.Después lentamente nos convencemos de que ese ego que la sociedad nos da, es lo que somos.
El ego siempre es azotado; esta siempre en busca de alimento, que alguien lo aprecie, que le preste atención. Si nos quieren, sentiremos felicidad, si nos desprecian pensamos que no valemos nada. Obtenemos la idea de quienes somos por los demás, no es una experiencia directa. Vivimos con ese centro falso sin saber que somos nuestro verdadero SER.
Traten de comprender, porque el ego debe ser controlado. De lo contrario, no seremos capaces de percibir lo trascendente en nosotros.
Si no tratamos de mantener al ego bajo control, podemos sentir que perderemos todos los límites y nos sentiremos aturdidos, estremecidos, como si hubiera ocurrido un terremoto. Si tenemos valor y no retrocedemos, si no volvemos a caer en el ego y seguimos más allá de él, existe un centro escondido dentro, lleno de paz, serenidad, quietud, comprensión y amor, esa es tu alma, es el ser y es quien eres realmente.

No hay comentarios: