LAS VERDADES SOBRE EL PSICOANALISIS


En algunas ocasiones, me preguntan ¿Por que estudiaste un postgrado en psicoanálisis. ¿Acaso todavía existe eso? ¿No estará algo desactualizado? ¿Que puedo decir? obviamente si fuera algo desactualizado no existirían las escuelas de psicoanálisis. Tambien me preguntan ¿Por que una psicologa industrial estudió algo tan clínico? Mi respuesta es sencilla. ¿por que psicoanálisis? Voy a explicar muy sencillamente lo que es y sus teorías principales para que no quede duda de lo interesante que es este tema.}

Con frecuencia me preguntan qué relación guarda el psicoanálisis con la psiquiatría y con la psicología, o si en el fondo no son la misma cosa. Para resolver esta duda, digamos en primer lugar que el psicoanálisis es un tipo especial de psicología, y que posee una identidad propia que lo diferencia por completo de otras disciplinas con nombres parecidos.
La palabra psicoanálisis fue creada por el conocido médico y pensador austriaco Sigmund Freud, Con ella se refería a un método creado por él para el estudio y tratamiento de un amplio grupo de padecimientos que la medicina de su época conocía como neurosis. Las famosas neurosis eran una especie de “basurero” conceptual de la medicina en el cual eran arrojados  todos aquellos enfermos que sufrían de ciertos síntomas que parecían tener su origen en el sistema nervioso, pero sin que fuera posible encontrar evidencia de ello ni en el ser vivo ni en su cadáver. En resumidas cuentas, la causa de las neurosis se atribuía a una supuesta “degeneración cerebral” que nunca se logró demostrar.
Los padecimientos neuróticos más comunes eran la histeria (caracterizada por trastornos como la “personalidad múltiple” y por alteraciones de distintas funciones nerviosas, como ceguera o parálisis); las fobias (temores irracionales, por ejemplo a algún animal o a salir a la calle); y las obsesiones (pensamientos torturantes y absurdos, pero imposibles de quitar de la cabeza).
Pues bien, impulsado por un deseo de aliviar el sufrimiento de sus pacientes, pero sobre todo por un apetito de saber, Freud se dio cuenta, de manera gradual y en buena medida por casualidad, de que con escuchar de manera atenta y desprejuiciada al enfermo era posible no solamente librarlo de sus síntomas neuróticos, sino también comprender las causas de los mismos. Por razones de espacio, no es éste el lugar para describir con pormenores cómo llegó el fundador del psicoanálisis a diseñar el método que aún hoy practicamos. Por ahora, bastará con decir que mediante él pudo establecer que el síntoma neurótico era un producto mental, un fenómeno psíquico, y no la consecuencia de una anomalía cerebral.

Por el análisis de muchos casos, Freud llegó a la conclusión general de que los seres humanos, tanto los neuróticos como los “normales”, eran gobernados por impulsos y procesos mentales de los cuales ni ellos mismos tenían idea, porque tal conocimiento los pondría en una situación de angustia y de conflicto consigo mismos y con el entorno cultural. Fue así como estableció el concepto más importante del psicoanálisis y base de nuestro quehacer: el del inconsciente dinámico o reprimido.
Como si con lo anterior no bastara, Freud diseñó un método para el estudio de los sueños que despejó toda duda acerca de la importancia de los mismos. La aplicación de dicho método ha demostrado que los sueños no solamente tienen sentido, sino que su comprensión nos señala el “camino real” para el conocimiento del inconsciente.
En conclusión, el psicoanálisis nos enseña que no somos dueños ni de nosotros mismos, puesto que nos gobiernan tendencias y procesos que normalmente no podemos ni queremos conocer. No resulta extraño que esta idea hiera hondamente la vanidad del hombre moderno, tan seguro de sí mismo, de su poder y de su racionalidad.
En síntesis, el psicoanálisis ha probado ser un método de gran utilidad para la comprensión y tratamiento de los sufrimientos generados por trastornos como las neurosis y psicosis, además de muchas otras alteraciones de la vida sexual, de las relaciones interpersonales, trastornos de la personalidad y el carácter, reacciones situacionales, etc. Así pues, sólo nos queda añadir que la única forma de saber qué tan buena es la experiencia analítica consiste en pasar por ella.
El psicoanálisis en “píldoras”
  • Es un método de investigación y tratamiento creado por Sigmund Freud (1856-1939) y desarrollado por sus sucesores
  • Su objetivo es el estudio del inconsciente psíquico
  • No es una parte de la medicina, la psiquiatría o la psicología, sino que tiene sus propias teorías y métodos
  • No busca suprimir o maquillar los síntomas psicológicos, sino llegar a sus raíces inconscientes
  • Ha mostrado ser de mucha utilidad para la comprensión y el tratamiento del sufrimiento psicológico de muy diversas clases de personas
  • Sólo puede ser practicado por profesionales especialmente entrenados de acuerdo con normas internacionales
  • No ofrece soluciones “fáciles, rápidas y sin dolor” (mágicas), sino que exige tiempo y esfuerzo de parte de ambos integrantes de la pareja analítica
  • No es una “ciencia maligna” que permita a quien la detente controlar a otras personas
  • No es sólo para ricos, intelectuales o “locos”
  • No crea “dependencia”, sino que aumenta la libertad. 
En resumen, ésto es el psicoanálisis ¿Por que lo estudie? Me apasionan los temas sobre la neurosis y todo lo que ayude al ser humano a controlar sus emociones. El psicoanálisis es un método de ayuda como otros más. Es interesante aprender cosas nuevas, todo aquello que aprendas y sirva para tu vida o para ayudar a otros, vale la pena estudiarlo

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MUERTE DE UNA MADRE ¿COMO SE SUPERA?

¿COMO ACCEDER A LA MENTE DE OTRA PERSONA?

LA MUERTE DE UN PADRE (ETAPAS DEL DUELO)